Público
Público

Humala gana las presidenciales de Perú y espera rival en segunda vuelta

Escrutado el 61,5%, Pedro Pablo Kuczyinski obtiene el 22,6% frente a Keiko Fujimori, con el 22,2%

PÚBLICO.ES/EFE

El líder nacionalista Ollanta Humala ha sido el vencedor en la primera vuelta de las elecciones presidenciales peruanas, aunque su victoria no ha sido suficiente para evitar la segunda vuelta. Su rival para el día 5 de junio, sin embargo, es a estas horas una incógnita. 

Según la Oficina Nacional de Procesos Electorales, escrutado el 61,5% de los votos, Humala obtendría el 27,8% de los votos, mientras que el economista Pedro Pablo Kuczyinski sería el candidato que concurriría en segunda vuelta, con el 22,6% de los votos. Muy cerca se encuentra Keiko Fujimori, que obtiene el 22,2%. Pese a la ventaja de Kuczyinski, los votos de las provincias alejadas de Lima, donde se concentra la mayoría de los votos escrutados por el momento, podrían invertir la tendencia en favor de Fujimori, quien ya ha celebrado su paso a la segunda ronda. 

Por detrás de ellos aparecen el expresidente Alejandro Toledo, con el 15,1% de votos y el ex alcalde de Lima Luis Castañeda, con el 11,4%.

Estas cifras confirman el primer lugar de Humala, quien es dado como ganador por todas las empresas encuestadoras, aunque sin mayoría absoluta. Tras vencer, Humala ha abogado por un "cambio sin sobresaltos" en el país y se ha mostrado dispuesto a "hacer concesiones por la unidad del Perú". 

"Estamos dispuestos a ampliar y hacer una gran mesa de gobierno con todas las fuerzas políticas, sociales y laborales que quieran trabajar con nosotros", dijo Humala al canal América Televisión.

Humala repitió que la propuesta "es generar paz social en el país"

Poco después, Humala compareció ante varios cientos de seguidores en la sede central de su partido, y les repitió que "Perú quiere un cambio sin sobresaltos, persistente, que haga la gran redistribución de la riqueza (y muestre) que el desarrollo económico no es sólo para unos pocos".

En referencia a quienes le acusan de "antisistema", Ollanta Humala repitió que la propuesta "es generar paz social en el país", aunque sin olvidar su compromiso con la gente más humilde y desamparada, que necesita justicia.

El mensaje del líder nacionalista fue conciliador, ya que incidió ante sus seguidores en la necesidad de "trabajar por el consenso y la unidad en el país (para) que estas elecciones no nos dividan, sino que nos unan".

Pese a que el recuento aún no ha terminado, Fujimori ya ha celebrado su paso a la segunda vuelta y ha asegurado que trabajará para que "el crecimiento económico llegue a todos los peruanos". En un balcón del céntrico hotel Bolívar, Fujimori dijo que los resultados de la encuestadora Datum y la organización civil Transparencia son contundentes y que puede decir con tranquilidad y serenidad: "¡Estamos ya en segunda vuelta!".

La hija de Alberto Fujimori afirma respetar los derechos humanos

Según esos resultados de conteo rápido, Fujimori tiene el 23% de los votos, detrás del nacionalista Ollanta Humala con 31%, y por encima del candidato Pedro Pablo Kuczynski, que obtuvo el 18%. Tras la algarabía que se desató en la calle, la hija de Alberto Fujimori expresó que estaba a favor de que el país siga progresando y que no mire al pasado. En ese sentido, añadió que trabajará con respeto a la democracia, los derechos humanos y la libertad de prensa.

"Tengo un compromiso para trabajar para que el Perú siga creciendo, recibiendo inversiones, pero también de lucha contra la pobreza, la desigualdad y la violencia", manifestó Fujimori.

Además, hizo un llamamiento para trabajar juntos para que el Perú sea un sólo país, donde el crecimiento llegue a todos los peruanos, pues los pobladores de los asentamientos humanos no tienen agua ni títulos de propiedad.

Fujimori dijo que el camino hacia la presidencia es aún largo, "faltan varias semanas", apuntó, y pidió que se mantenga la "actitud de humildad, sin soberbia y sin triunfalismos". "Gracias, Perú, por confiar en mí, no los voy a defraudar, mi juventud me da más energía, mañana seguiremos trabajando como siempre", dijo Keiko en medio de una lluvia de papel picado y canciones de tecnocumbia creadas especialmente para su campaña.