Público
Público

Huracán EEUU El huracán Florence deja cinco muertos en Carolina del Norte

Decenas de personas han quedado atrapadas en sus viviendas tras el desbordamiento de varios ríos y más de medio millón de personas continúan sin electricidad desde que el ciclón tocara tierra al sureste de EEUU.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Durante la jornada se han rescatado centenares de personas atrapadas por el agua - REUTERS/Eduardo Munoz

El huracán Florence —denominado ahora tormenta tropical— ha causado cinco muertos en Carolina del Norte. Además, decenas de personas quedaron atrapadas en sus viviendas tras el desbordamiento de varios ríos. Los especialistas consideran que las inundaciones empeorarán.

Los fallecidos proceden de diferentes puntos de la región. En Wilmington, una mujer y su bebé perdieron la vida después de que un árbol cayera sobre su casa. Otra mujer sufrió un ataque al corazón, en la ciudad de Hampstead, y la ambulancia que se desplazó a atenderla no llegó a tiempo para salvar su vida por lo complicado que suponía recorrer ciertas carreteras debido a los árboles derribados.

En el condado de Leonoir han muerto dos personas. Una de ellas era un hombre de 78 años que perdió la vida al conectar un cable de corriente a un generador eléctrico. La otra víctima también es un anciano, que a sus 77 años apareció muerto en su vivienda a consecuencia de una caída por un golpe de viento cuando el hombre iba a salir de su casa, tal y como informa el canal local CBS 17.

Florence también ha dejado sin electricidad a más de medio millón de personas desde que el ciclón tocara tierra al sureste de EEUU. Las aguas que arrastra la tormenta es de las mayores preocupaciones, pues las lluvias que va dejando a su paso también pueden causar numerosos percances.

Es el caso de localidades como New Bern y Belhaven, en donde los ríos Neuse y Pungo obligaron al vecindario, incluso antes de que la tormenta tropical llegara a la costa, a subirse a los áticos de sus viviendas hasta que los servicios de rescate pudieran acudir en su ayuda, superando vientos de hasta 150 kilómetros por hora.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, las lluvias aún no han causado todos los destrozos que se producirán, ya que se espera que la acumulación de agua llegue a ser el doble de la que hay en este momento. Por este motivo, los servicios de emergencia advierten de que el nivel de peligrosidad del ciclón no disminuyen por el hecho de que la violencia de los vientos haya decaído.

El recorrido que se espera para Florence tiene su fin en Kentucky, habiendo pasado antes por Carolina del Norte, primero, y después Carolina del Sur y Tennessee. Por su parte, Donald Trump visitará las zonas afectadas a lo largo de la próxima semana, tal y como ha confirmado Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca.