Público
Público

La Iglesia hace santo a Juan Pablo II tras atribuirle un segundo milagro que no revela

Karol Wojtyla ya cumple los requisitos para ser canonizado, después de que ya fuera beatificado en mayo de 2011. Se disparan los rumores sobre cuál es es ese segundo milagro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cardenales y obispos de la Congregación para las Causas de los Santos aprobaron este martes el segundo milagro atribuido al beato Juan Pablo II y que abre las puertas a su canonización, según fuentes vaticanas. De este modo, sólo falta el decreto firmado por el Papa Francisco para oficializar el segundo milagro de Karol Wojtyla, fallecido en 2005.

Aunque todavía no hay confirmación oficial, las mismas fuentes barajan la fecha del 24 de noviembre, el término de la celebración del Año de la Fe, o el 8 de diciembre, como posibles fechas para la ceremonia de canonización de Juan Pablo II.

Karol Wojtyla ya fue beatificado el 1 de mayo de 2011, tras aprobarse un primer milagro con la firma del ahora Papa emérito Benedicto XVI. En aquella ocasión, se trató de la curación, dos meses después de su muerte, de la monja francesa Marie Simon Pierre, que padecía desde 2001 la enfermedad de Parkinson, la misma que sufrió Juan Pablo II en sus últimos años.

El pasado 18 de junio la comisión teológica de la Congregación para la Causa de los Santos dio ya su primer visto bueno a este segundo milagro, que de momento no ha sido revelado, lo que ha disparado los rumores y las especulaciones: en Italia aseguran que se produjo en una mujer italiana que sufría cáncer y que se curó de manera inexplicable para la ciencia el 1 de mayo de 2011, el mismo día de la beatificación de Wojtyla. Sin embargo, el obispo de Cartago (Costa Rica), José Francisco Ulloa, aseguró este martes que el supuesto segundo milagro pudo haber sido con una mujer de Costa Rica. 'Este era el que tenia más posibilidad y tenemos que darle gracias a Dios que tenemos el segundo milagro para la canonización de Juan Pablo II'.

El obispo de la citada ciudad costarricense dijo que el Vaticano ha llevado a cabo la investigación de este milagro en Costa Rica de manera 'muy discreta' y que la información del caso, así como la identidad de la mujer, deberá ser dada a conocer por la Santa Sede. Versiones de prensa indican que la mujer padecía un aneurisma cerebral del cual fue curada por intercesión de Juan Pablo II, en una fecha aún no precisada. El obispo Ulloa confirmó que esta mujer vive en la comunidad de Tres Ríos, en la provincia de Cartago, pero no dio más detalles, al afirmar que no los conoce con precisión. 'Nos sentimos muy alegres y contentos porque Costa Rica pueda tener este privilegio. Todos los costarricenses debemos sentirnos muy contentos y alegres', manifestó.

El camino hacia la santidad tiene varios escalones: el primero es venerable siervo de Dios, el segundo beato y el tercero santo. Venerable Siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica. Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado (santo) es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato.