Público
Público

Inmigración Open Arms rescata a 87 personas y Salvini afirma que no llegarán a Italia

El fundador de la ONG Oscar Camps ha comunicado la noticia de socorro en un mensaje en Twitter en el que ha declarado que "nadie muere para la UE, solo desaparecen".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Vista de uno de los dos barcos de la Organización de Salvamento Open Arms /Archivo

La ONG española Proactiva Open Arms, cuyo barco fue incautado el pasado 17 de marzo tras atracar en el puerto de Pozzallo (Italia) con 216 inmigrantes, ha rescatado a 87 personas en el mar Mediterráneo. Ante el suceso, el ultraderechista ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha asegurado que los inmigrantes no desembarcarán en el país.

La noticia de socorro en el mar ha sido comunicada por el fundador de la ONG, Oscar Camps, en un mensaje en Twitter en el que ha denunciado que estas personas llevaban "dos noches a la deriva".

"Más de 50 horas hacinados en un bote entre gasolina derramada y otros fluidos. Podríamos habernos quedado en casa, pero estas 87 vidas se habrían hundido sin sentido. Nadie muere para la UE, solo desaparecen y nadie paga por ello", escribió.

Salvini, que también es vicepresidente del Gobierno italiano y líder de la ultraderechista Liga, reiteró en un mensaje en la misma red social que no permitirá a la embarcación atracar en un puerto italiano.

"El barco español Open Arms ha socorrido a unos 90 inmigrantes en las aguas libias. Dado que hace veinte días declararon que 'los puertos italianos no son seguros' porque está Salvini, estoy seguro de que llevarán a estos inmigrantes a cualquier otra parte, antes que a Italia. Buen viaje", comentó.

Salvini continúa así con su promesa de cerrar los puertos italianos a las ONG que salvan vidas en el Mediterráneo.

En este sentido, pidió en julio que la Unión Europea (UE) reconozca a Libia como un puerto seguro para permitir el regreso de inmigrantes y frenar su flujo hacia el viejo continente. El ministro italiano dice así controlar lo que considera un desafío para la Unión, a pesar de que las llegadas de inmigrantes haya decrecido notablemente en los últimos tiempos.