Público
Público

Irán detiene a una estadounidense acusada de espionaje

La prensa iraní asegura que la mujer entró desde Armenia y tenía "un micrófono implantado en un diente"

EFE

La prensa iraní anunció hoy la presunta detención de una mujer con nacionalidad estadounidense a la que se le acusa de entrada ilegal en el país y espionaje, informó la agencia de noticias local Fars.

Según la fuente, la mujer, identificada como Hall Tayalan, de 55 años, fue arrestada por la guardia fronteriza cerca de la localidad noroccidental iraní de Norduz, situada a unos 600 kilómetros de Teherán y limítrofe con Armenia.

Irán y EEUU rompieron relaciones durante la revolución de 1979

Fars, que cita fuentes oficiales que no identifica, asegura que la mujer entró en Irán desde Armenia sin visado y que en su poder fueron hallados "aparatos de espionaje" como "un micrófono implantado en un diente".

Esas fuentes, cuya identidad no se revela porque al parecer no están autorizadas a informar, insinúan, no obstante, que la mujer habría pedido asilo político debido a que "temía por su vida" en Armenia. La noticia fue adelantada esta mañana por el diario local "Irán" en farsi, pero aún no ha sido confirmada ni desmentida oficialmente.

En julio de 2009, las autoridades iraníes detuvieron a otros tres ciudadanos norteamericanos a los que acusó de entrada ilegal en el país y espionaje.

Dos de ellos, Joshua Fattal, de 27 años, y Shane Michael Bauer, de la misma edad, están en la cárcel iraní de Evin desde entonces, a la espera de un juicio cuya primera sesión está prevista para el próximo 6 de febrero.

Esta semana, Irán acusó a EEUU de mantener en la cárcel sin motivos a una mujer iraníSu compañera, Sarah Shourd, de 31 años, que hacía senderismo con ellos en el Kurdistán iraquí cuando al parecer se perdieron y entraron en error en territorio iraní, fue puesta en libertad bajo fianza de medio millón de dólares el pasado septiembre.

También ella está pendiente de juicio, aunque previsiblemente no regresará a Irán pese a la exigencia de las autoridades locales y será procesada en ausencia.

Irán y Estados Unidos rompieron sus relaciones diplomáticas durante la revolución de 1979, después de que un grupo de estudiantes asaltara la embajada norteamericana y retuviera a 52 personas durante 444 días.

Esta semana, Irán acusó a Washington de mantener en la cárcel sin motivos a una mujer iraní, y criticó las supuestas malas condiciones en las que está presa.

Más noticias de Internacional