Público
Público

El Estado Islámico destruye el teatro romano y el Tetrápilo de Palmira

La organización yihadista empleó el teatro para ejecutar al menos a 25 combatientes del Gobierno sirio, según la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6

Imagen de archivo del teatro romano de la antigua ciudad siria de Palmira. REUTERS/Omar Sanadiki

BEIRUT/DAMASCO. -La organización yihadista  autodenominada Estado Islámico (EI) ha destruido parte del Teatro Romano y el llamado Tetrápilo de la ciudad antigua de Palmira, en Siria, según imágenes vía satélite interpretadas por el medio local Palmyra Monitor y corroboradas por la televisión oficial siria.

El Gobierno sirio perdió el control de Palmira frente al Estado Islámico en diciembre, en la segunda vez que el grupo yihadista ataca el sitio patrimonio mundial de la UNESCO en los seis años de conflicto.

El Tetrápilo, junto a la gran columnata de Palmira, comprende una plataforma cuadrada de piedra con estructuras iguales de cuatro columnas posicionadas en cada esquina. Las imágenes satelitales mostraban prácticamente destruido, con sólo cuatro de las 16 columnas en pie y la plataforma cubierta aparentemente de escombros.

También se apreciaban extensos daños en el Teatro Romano, con varias estructuras de piedra en forma de torre derruidas en el escenario. El pasado mayo, una famosa orquesta rusa actuó en el teatro después de que Palmira fuera recuperada por primera vez del Estado Islámico.

 Los destrozos tuvieron lugar en algún momento entre el 26 de diciembre y el 10 de enero, según las imágenes de satélite.

Imagen por satélite del antes y el después del Tetrápilo (i.) y del Teatro Romano de Palmira, tras los daños causados por el Estado Islámico. REUTERS

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que en las últimas 48 horas no se ha registrado ninguna explosión en la parte arqueológica de la localidad ni en sus alrededores. La ONG afirmó que el pasado 11 de enero los extremistas ocasionaron daños en la parte frontal del teatro romano cuando colocaban explosivos en la zona.

La primera vez que los yihadistas conquistaron la población fue el 20 de mayo de 2015. Retuvo la ciudad durante diez meses hasta que las fuerzas gubernamentales sirias, respaldadas por milicias aliadas y por aviones rusos, la recuperaron en marzo pasado. Los yihadistas retomaron Palmira el 11 de diciembre, días después de lanzar una ofensiva contra posiciones del Ejército sirio en el este de la provincia central de Homs, donde se localiza la urbe monumental.

Imagen de archivo del Tetrápilo de la antigua ciudad siria de Palmira. REUTERS/Omar Sanadiki

A principios de semana, dio muerte a 25 personas en la ciudad, ejecutando a algunos de ellos en el Teatro Romano.

Durante su primera etapa en Palmira, el Estado Islámico convirtió la zona de las ruinas grecorromanas en un campo de minas, que más tarde zapadores rusos se encargaron de eliminar cuando los efectivos gubernamentales sirios se hicieron con su control. Además, los yihadistas dinamitaron los templos de Bel y de Bal Shamín, así como el Arco del Triunfo, y destruyeron varias estatuas del museo de la ciudad.

Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes de la época y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.