Público
Público

Israel aprueba la construcción de 500 viviendas en territorio palestino

El Gobierno de Netanyahu ha aprobado la medida en respuesta al asesinato el sábado de una familia de cinco israelíes en el asentamiento de Itamar

EFE

El Gobierno israelí ha aprobado la construcción de medio millar de viviendas en el territorio palestino de Cisjordania en respuesta al asesinato el sábado de una familia de cinco israelíes, entre ellos dos niños y un bebé, en el asentamiento de Itamar.

Miles de colonos y militantes de la derecha nacionalista israelí, así como representantes del Gobierno y del Parlamento, han participado este mediodía en los funerales en Jerusalén, donde se instó al Ejecutivo de Benjamín Netanyahu a poner en marcha una construcción masiva en las colonias judías.

Las viviendas aprobadas por ahora se levantarán en los bloques de asentamientos de Gush Etzion, cerca de Belén; Maaleh Adumim, al este de Jerusalén; Ariel, en el norte de Cisjordania, y en la colonia Kiryat Sefer, al noroeste de Jerusalén, ha informado el Ejecutivo.

Según el diario Yediot Aharonot, Netanyahu comunicó la decisión a la Casa Blanca en una llamada telefónica al presidente de EEUU, Barack Obama, el sábado por la noche, poco después de que la tomara un equipo interministerial y antes de llevarla hoy al Consejo de Ministros.

El ataque, perpetrado en la madrugada del viernes al sábado, ha generado conmoción por su crudeza -los dos niños fueron acuchillados mientras dormían en su cuarto, y el bebé en brazos de su padre- despertando el temor a una ola de represalias por parte de los colonos más radicales.

El rabino jefe de Israel ha asegurado que la respuesta al asesinato debe ser "otra construcción"

En el multitudinario sepelio, el rabino jefe de Israel, Yona Metzger, ha pedido que nadie se tome la venganza por su cuenta porque "sólo a Dios corresponde hacerlo". Pero ha exigido al Gobierno convertir Itamar de una colonia de un centenar de familias en una ciudad, y expandir la colonización judía por toda Cisjordania. "Otro símbolo de la presencia divina, otro barri", ha dicho Metzger, que además ha añadido que "esa es la respuesta, otra construcción, esa debe de ser la respuesta".

Moshé Yaalón, viceprimer ministro, ha coincidido en la necesidad de "seguir construyendo y desarrollar Judea y Samaria", nombres bíblicos y oficiales para el territorio ocupado de Cisjordania, donde residen unos 300.000 colonos judíos. Ante los miles de personas que se concentraron en el cementerio jerosolimitano de Har Hamenujot, la mayoría tocadas con el distintivo solideo del Movimiento Sionista Religioso, Yaalón ha considerado que sin seguridad "todos los acuerdos firmados no valen el papel en el que están escritos".

El atentado, según han afirmado los organismos de seguridad israelíes, fue perpetrado por uno o dos palestinos que consiguieron cruzar la valla electrónica de seguridad que rodea el asentamiento y entrar en casa de la familia Foguel. Otros dos hijos que se hallaban durmiendo en la casa sobrevivieron el ataque, así como una hija más que estaba fuera en el momento de los hechos y que fue quien, con un vecino, descubrió la dantesca escena.

El Gobierno israelí y la familia han decidido difundir hoy por Internet las duras imágenes de la masacre tras un prolongado debate en la opinión pública, y en un intento de concienciar al mundo de que no es posible llegar a la paz con los palestinos. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha condenado inmediatamente el atentado por boca del primer ministro, Salam Fayad, mientras que su presidente, Mahmud Abás, telefoneó ayer a Netanyahu para expresarle sus condolencias y su más enérgica condena.

La Autoridad Nacional Palestina ha apuntado que la construcción de más viviendas "solo ayuda a crear problemas"

Sin embargo, el primer ministro israelí ha descalificado estos mensajes en la reunión del Gobierno al exigir a la ANP que, en lugar de condenas, dedique sus esfuerzos a apagar la incitación contra Israel. "Sabemos que debe celebrarse allí un partido de fútbol en memoria de un terrorista suicida que asesinó y hirió a decenas de personas en Jerusalén", ha puesto como ejemplo.

También ha recordado los contenidos antiisraelíes en los libros de texto palestinos y las becas concedidas a "familiares de asesinos." "Esto no cuadra con una educación para la paz", ha añadido Netanyahu.

La ANP se ha limitado a condenar la decisión de Israel de construir en las colonias, considerada "equivocada e inaceptable" por el portavoz de su presidencia, Nabil Abu Rudeina. El portavoz ha destacado que la respuesta israelí al atentado "solo ayuda a crear problemas", en vez de apostar por la paz, que "requiere decisiones valientes".

Mientras, las fuerzas de seguridad israelíes continúan la búsqueda de los autores del atentado con un extenso dispositivo y un cerco en torno a la ciudad palestina de Nablus, en el norte de Cisjordania. El Ejército israelí no ha revelado el número de detenidos, mientras una portavoz ha asegurado que "continúa la búsqueda" y que en la zona hay "una notable presencia militar".

Por otra parte, palestinos del norte de Cisjordania han denunciado hoy que grupos organizados de colonos y activistas nacionalistas han atacado sus propiedades y quemado cinco coches, en venganza por el sangriento atentado del viernes en el asentamiento judío de Itamar.