Público
Público

Israel blinda de nuevo la entrada a una misión de ayuda a Palestina

Muchos de los activistas de Bienvendiso a Palestina 2012 no pueden embarcar por las presiones de Israel a las aerolíneas y los que llegan son detenidos al aterrizar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Durante el día de hoy estaba prevista la llegada a Israel de más de 1.200 activistas internacionales con la Misión Bienvenidos a Palestina 2012. Aterrizando en el aeropuerto Ben Gurion, su intención era viajar a la ciudad de Belén para poner en marcha la construcción de una escuela internacional, un museo sobre la historia de los refugiados palestinos, reparar los pozos destrozados por los colonos y plantar árboles frutales.

Sin embargo, un número elevado de activistas ha visto cancelado sus pasajes por presiones israelíes sobre las líneas aéreas, según informan desde Bienvenidos a Palestina a Público.es, aunque no saben el número. Además, ha habido al menos dos arrestos en los aeropuertos, uno en París y otro en Ginebra.

Los que sí consiguen viajar se encuentran con la Policía en el aeropuerto. De momento, según la misión de solidaridad, hay 30 activistas franceses detenidos en Ben Gurión.  A parte de éstos, se ha retenido a un número aún desconocido de personas, que han ido siendo embarcadas en otros aviones y deportadas.

Dos de ellos son los españoles Julio Rodríguez Bueno, representante de IU, y Teresa Sala, representante de Paz Ahora. También hay un grupo de 30 franceses entre los arrestados. Hay una española que ha conseguido llegar a Belén y n este momento hay más españoles que están viajando hacia allí.

A todos los detenidos les están siendo arrebatados teléfonos móviles, cámaras y ordenadores. Además, la francesa Latifa el azzaoui, de 23 años, ha sido detenida nada más llegar a Ben Gurión y han intentado embarcarla en otro avión a la fuerza. Todavía se desconoce si lo han conseguido o sigue en territorio israelí. 

Deportados de Israel los españoles Julio Rodríguez Bueno, de IU, y Teresa Sala, de Paz Ahora

Los participantes tienen la intención de declarar a su llegada a los controles de inmigración en Tel Aviv que se dirigen 'a Palestina', en lugar de mentir como hacen habitualmente los que viajan a Cisjordania o Gaza para eludir los incómodos y prolongados interrogatorios de la seguridad israelí. Con ello quieren 'rechazar seguir pretendiendo que Palestina y los palestinos no existen'.

Además, a los activistas que consiguen entrar en el país se les está obligando a firmar un documento en el que 'se compromete a no formar parte de ninguna organización pro-palestina, no estar en contacto con ningún otro miembro de organizaciones pro-palestinas, no participar en actividades pro-palestinas'. En una nota de prensa, los organizadores de la campaña han denunciado que esta acción es 'ilegal'. 'Imaginen a Sudáfrica o Estados Unidos exigiendo a los visitantes que firmen compromisos de que no trabajarán ni entrarán en contacto con ningún miembro de organizaciones pro-negros'

Para los que sí han conseguido viajar, dos contingentes han acudido al aeropuerto a esperarles. Uno formado por más de 650 agentes de policía que vigilan todo la zona para impedir la entrada a de los activistas. El otro era una comitiva también de activistas israelíes que iban a dar la bienvenida a los internacionales.

Pero los agentes han impedido la concentración de los israelíes y ha detenido a dos de ellos, 'la Policía está arrestando e impidiendo el acceso a Ben Gurión a la gente que había acudido a dar la bienvenida a los activistas', explicó Amira Musallan, palestina que trabaja para una ONG en Belén y coordinadora de Bienvenidos a Palestina 2012.

Según informan desde Bienvendios a Palestina, 'los puestos de control parecen existir ahora en Europa, con los aeropuertos repletos de policías, que en los últimos momentos han retirado pasaportes a algunos participantes, y en Turquía, no les han permitido coger el vuelo. Ahora mismo siguen las protestas en los aeropuertos'. 

Israel envió a los aeropuertos listas negras con los nombres de decenas de activistas  Lufthansa, Air France e Easyjet se cuentan entre las compañías que han cancelado billetes y devuelto dinero a los pasajeros debido a las amenazas de sanciones y multas que había realizado Israel. 

Mazin Qumsiyeh, uno de las portavoces de la campaña en Belén, explica que 'Israel les entregó listas con los nombres de cientos activistas, y una carta en la que alegaba que venían a provocar disturbios. También se quejó de que las compañías han cedido a las presiones israelíes, y aseguró que tanto los organizadores como algunos de los pasajeros presentarán denuncias legales.

Además, según denuncian en su nota de prensa, el pasado año decenas de personas que participaron en la primera iniciativa fueron detenidas y deportadas a sus países de origen, entre ellas varias procedentes de España. Éstos estuvieron detenidos tres días sin poder ver ni a sus abogados, ni a sus familiares. Las compañías aéreas también negaron el embarque a decenas de personas. Así, denuncian que 'Israel, con la ayuda de la Unión Europea, llevó la ocupación hasta las fronteras del Viejo Continente'.