Público
Público

Israel introduce un virus en el plan atómico iraní

El 'gusano' Stuxnet habría destruido el 20% de las centrifugadoras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel y Estados Unidos ensayaron en el reactor nuclear de Dimona, un pequeño pueblo situado en el desierto del Neguev, el gusano Stuxnet con el que luego infectaron los ordenadores iraníes con el fin de sabotear su proyecto nuclear, un proyecto con el que, según Israel y EEUU, los iraníes tratan de crear un arsenal nuclear propio, informó el diario The New York Times.

Durante los últimos dos años la central de Dimona habría servido de campo de entrenamiento para los ensayos, y allí se habría utilizado el gusano Stuxnet antes de lanzarlo contra centrifugadoras similares en el reactor iraní de Natanz. El periódico añade que este 'destructivo programa parece haberse desecho de aproximadamente la quinta parte de las centrifugadoras nucleares de Irán y parece haber ayudado a retrasar, aunque no a destruir, la capacidad de Teherán para fabricar sus primeras armas nucleares'.

La ciberarma se desarrolla en la planta nuclear de Dimona

Stuxnet es el nombre que se ha dado a un gusano, o a un programa maligno, que comenzó a extenderse por el mundo a mediados de 2009 y que parece ser la 'ciberarma más sofisticada que jamás se haya desplegado', según algunos expertos.

Aunque la presencia del Stuxnet se ha observado en numerosos programas industriales diseminados por todo el mundo, se cree que el gusano en cuestión se desarrolló específicamente para neutralizar las centrifugadoras iraníes y ponerlas fuera de control, es decir, para sabotear su programa nuclear.

Según el citado diario, 'aunque funcionarios estadounidenses e israelíes se niegan a hablar públicamente de lo que está en marcha en Dimona, las operaciones que tienen lugar allí, así como otros esfuerzos relacionados que se hacen en EEUU, están entre las últimas y más sólidas pistas que sugieren que el virus se planificó como un proyecto de Washington e Israel para sabotear el programa iraní'.

El jefe saliente del Mosad dijo que la «bomba» de Irán tardará

La semana pasada el jefe saliente del Mosad, Meir Dagan, manifestó que el programa nuclear de Irán se ha demorado significativamente y que la 'bomba' tardará varios años en llegar, aunque Dagan no explicó si esto se debía a las actividades del Stuxnet. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, atribuyó por su parte este retraso a las sanciones comerciales que Estados Unidos ha impuesto sobre Irán.

Algunos analistas sostienen que la posesión de armas nucleares por parte de Irán podría abrir un rendija de esperanza para resolver el conflicto árabe-israelí, algo que no ha ocurrido mientras Israel ha poseído la bomba y su superioridad militar ha sido manifiesta y determinante.

Un equilibrio nuclear podría, en cambio, resultar beneficioso para la región si no se olvida que Irán nunca ha agredido a ningún vecino, sino que ha sido agredido por Irak.

Precisamente este fuerte rechazo de Israel a un Irán nuclear sería una manera de oponerse a la paz, según los analistas. Desde su superioridad nuclear, Israel se limita a seguir expandiendo las colonias en la Cisjordania palestina y en el Golán sirio, oponiéndose a que ningún otro país de la región juegue con las mismas cartas con las que juega Israel.

Además, Israel está utilizando Arabia Saudí para azuzar a los países árabes contra Irán. Y en Líbano, los saudíes quieren poner contra las cuerdas a Hizbolá, la potente organización chií que Irán usa a su vez para presionar a Israel.