Público
Público

Israel intenta liberar a un espía con pasaporte español

El agente del Mosad detenido en Argelia usaba una identidad falsa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel está intentado liberar, con la ayuda del FBI, a un presunto agente del Mosad que a mediados de marzo entró en Argelia desde Barcelona con un pasaporte español falso y que fue detenido recientemente por las fuerzas de seguridad en la ciudad de Hasi Mesaud, un centro petrolero situado a 850 kilómetros de la capital, Argel.

Alberto Vagilo, de 35 años según su pasaporte, aunque muy probablemente se trata de una identidad doble, obtuvo el visado de entrada en Argelia en una representación diplomática argelina en Europa y bajo esa identidad viajó libremente por el país durante varios días antes de su arresto. Sin embargo, el Ministerio de Exteriores español asegura que no tiene constancia de nadie detenido con un pasaporte español falso.

El subdirector del FBI ha viajado a Argel para pedir su excarcelación

El agente se movía sin ningún problema, ya que habla árabe con fluidez, y presumía de ser un palestino musulmán de Jerusalén Este que simpatizaba con la organización fundamentalista Hamás, e incluso acudía a las oraciones en la mezquita Bilal al-Rabah.

El diario Maariv de Tel Aviv se preguntaba el miércoles qué podía hacer un espía israelí en Argelia. El rotativo sugiere que Argelia se encuentra en una importante posición estratégica dentro del Magreb y que en los últimos años operan desde su suelo 'organizaciones terroristas de ámbito mundial', pero no explica por qué Vagilo, ahora detenido en Argel, se había desplazado hasta la remota región petrolera donde fue arrestado.

Según fuentes oficiales, el subdirector del FBI, John Pistole, viajó la semana pasada a Argel para negociar la liberación, lo que parece indicar que efectivamente el detenido trabaja para el Mosad.

El arrestado habla árabe con fluidez y presumía de ser musulmán

El tal Vagilo, que se hacía llamar Abu Ammar por sus conocidos, desapareció hace algunos días y en un primer momento se creyó que había sido capturado por una rama argelina de Al Qaeda. Entonces los israelíes hicieron correr el rumor de que era un ciudadano israelí que también tenía nacionalidad española. Al cabo de unos días se supo que Vagilo estaba en poder de la policía.

Según algunas informaciones, los argelinos le permitieron llamar a su familia para desmentir que había sido secuestrado por Al Qaeda, pero en lugar de telefonear a Jerusalén Este, donde aseguraba residir, Vagilo llamó a Tel Aviv, donde está la sede del Mosad.

Resulta difícil explicar cómo el presunto agente, que presumía de ser musulmán, utilizó un pasaporte español falso con un nombre claramente cristiano, pudiendo haber falsificado el pasaporte de algún español de origen musulmán.

La policía argelina también está investigando a cuatro ciudadanos egipcios que trabajan en el país y que habitualmente se desplazaban con Vagilo y compartían la mayor parte de su tiempo con él.