Público
Público

Italia amenaza con retirar sus bases si la OTAN no coordina el ataque a Libia

El ministro de Exteriores se opone a que haya "una guerra". El gobierno italiano cede sus bases a los aliados para la operación 'Odisea al amanecer'

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

Italia ha amenazado con dejar de prestar a los aliados sus bases aéreas para la operación militar en Libia si la OTAN no acuerda una estructura de coordinación para la operación llamada Odisea al amanecer.

El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, ha avisado de que "si hay una multiplicación de mandos, lo que podría ser un error en sí mismo, tendríamos que buscar una manera de que Italia recupere el control de sus propias estructuras de mando". El ministro añadió que "habría que buscar una solución operativa para asegurarnos que la acción de otros no tenga repercusiones contra nosotros". 

Frattini defiende que la intervención contra el régimen de Gadafi no se convierta en "una guerra" y que debería " haber una aplicación plena de la resolución 1973".  El titular de Exteriores recalcó que su país ha decidido participar en las operaciones "para lograr un alto el fuego y el final de la violencia" y porque "queremos estudiar detalladamente todas las acciones y ver si son conformes con la aplicación de la resolución". 

Roma insiste en que la Alianza Atlántica se haga cargo de la dirección de la operación internacional, actualmente en manos de Estados Unidos con el apoyo de Francia y Reino Unido. "Creemos que es hora de pasar de una 'coalición de voluntarios' hacia un enfoque más coordinado por la OTAN", destacó.

Sin embargo, la OTAN no ha logrado todavía superar sus divisiones internas acerca de cuál debe ser su papel en Libia, debido sobre todo a las reticencias de Turquía y Alemania a que la Alianza se implique en las operaciones militares en ese país.

"Creemos que es hora de pasar de una 'coalición de voluntarios'"

Responsables de defensa franceses han dicho que poner a la OTAN a cargo de la operación haría imposible obtener el respaldo de la Liga Árabe para la intervención. "No se ha tomado una decisión. La OTAN continúa su trabajo", declaró el lunes un responsable del Ministerio francés de Exteriore.

Ayer, Carmen Romero, la portavoz de la organización, aseguró que la OTAN sólo participaría para imponer una zona de exclusión aérea "no ataques contra otros objetivos". La Alianza también se podría hacer cargo de controlar el embargo de armas contra Trípoli.

 

Más noticias de Internacional