Público
Público

Italia Cuarentenas, retrasos y manifestaciones: Italia teme su vuelta a las escuelas

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, quien disfruta de altos índices de aceptación en el país, podría jugarse su popularidad con la cuestión educativa. Una de las mayores controversias, por ejemplo, tiene que ver con el inminente referendo constitucional y las elecciones regionales del próximo domingo 20 y lunes 21 de septiembre. Muchos lamentan que el Gobierno italiano podría haber evitado el arranque del año escolar justo antes de los comicios.

Test de coronavirus en la entrada del hospital psiquiátrico Santa Maria della Pieta en Roma. /Europa Press
Test de coronavirus en la entrada del hospital psiquiátrico Santa Maria della Pieta en Roma. /Europa Press

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, quien disfruta de altos índices de popularidad en su país, podría jugarse el tipo con la cuestión educativa. Hasta ahora, el premier transalpino ha estado capitalizando el consenso de buena parte de la ciudadanía en relación a su estrategia anticoronavirus centrada en la prudencia. Para dar una idea, hasta el próximo mes de octubre todavía se mantendrán las actuales medidas anticovid y el estado de emergencia ligado a la pandemia. Pero el tema educativo, sin embargo, podría pasarle factura al primer ministro Conte, a tan sólo una semana de un referendo constitucional y de las primeras elecciones tras la llegada del coronavirus en el país con forma de bota.

Así pues, aunque sus datos epidemiológicos son mejores que otros países europeos como España y Francia, Italia teme su vuelta a las escuelas. Los centros educativos no saben cuándo arrancar exactamente, sobre todo si hay que seguir un determinado protocolo de seguridad para evitar la propagación del virus en una segunda oleada. Entre otras cosas porque ya está habiendo colegios enteros en cuarentena por haber detectado casos positivos. El colectivo educativo está proponiendo posponer el inicio de las clases de, al menos, una semana; para así organizar mejor la vuelta a las aulas, sobre todo porque hay una carencia de 50.000 docentes, no obstante el Ejecutivo haya decidido contratar otros 80.000. Pero el premier Giuseppe Conte, por lo contrario, reafirma igualmente que "el año académico arrancará este lunes 14 de septiembre".

El primer problema para las escuelas ha sido cuándo empezar. En pocas palabras, cada centro educativo italiano está reabriendo cuando quiere. Las vueltas a las clases dependen de cada región, de cada provincia, de cada localidad e incluso de cada colegio. Por eso hay institutos que han empezado el pasado lunes, muchos lo harán este lunes y otros muchos lo harán el jueves 24 de septiembre. Algunas regiones, como el Friuli Venezia Giulia, empezarán este miércoles 16 de septiembre; Cerdeña el 22 de septiembre; y a partir del 24 de septiembre harán lo mismo Abruzzo y las sureñas Campania, Calabria, Basilicata y Apulia. La comunidad educativa en su conjunto y diferentes regiones, de hecho, están pidiendo posponer de una semana el comienzo del año académico. Por ejemplo, muchos institutos de Lazio, la región de Roma, es posible que logren que su apertura sea el lunes 21 de septiembre en base a lo que decidan sus respectivos alcaldes. El resto de regiones, por el momento, deberían empezar este lunes.

"El año escolar arrancará este lunes 14 de septiembre, en condiciones de seguridad", pronunció esta semana, sin embargo, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en una rueda de prensa acompañado por la ministra de Educación, Lucia Azzolina y el titular de Sanidad, Roberto Speranza. Se trata, según los medios del país, entre ellos el histórico Corriere della Sera, de una declaración algo "optimista" teniendo en cuenta que todavía hay muchas dudas por parte de los directores de los centros educativos y que el Ejecutivo tendrá que resolver a lo largo de las próximas horas. Igualmente, el jefe del Gobierno transalpino admite que "sería una falsedad decir que todo será mejor que antes, dado que podría haber complicaciones. Pero estoy tranquilo".

Una de las mayores controversias, por ejemplo, tiene que ver precisamente con el inminente referendo constitucional y las elecciones regionales del próximo domingo 20 y lunes 21 de septiembre. Muchos colegios están lamentando que, por tan sólo una semana de separación, el Gobierno italiano podría haber evitado el arranque del año escolar justo antes de unos comicios, con los problemas epidémicos que conlleva. Según muchos directores educativos, se podría haber realizado primero las elecciones y luego, tras llevar a cabo las debidas labores de desinfección, haber arrancado el año académico. Esta fórmula sí funcionará para las cinco regiones que volverán a las escuelas el 24 de septiembre, lo cual les permitirá ganar tiempo y afrontar mejor la vuelta a los colegios en coincidencia con la pandemia.

Los principales problemas acerca del cómo volver a las clases tiene que ver, lógicamente, con los protocolos de seguridad para evitar los contagios por coronavirus dentro de las escuelas. Aunque desde hace semanas el Ejecutivo de Conte ha dejado claro cuáles serían las reglas que respetar dentro de los centros educativos -periódicos nacionales como el Corriere y La Repubblica están vendiendo unas guías para conocerlas-; todavía hay cuestiones que resolver: no hay suficientes aulas, no hay suficientes profesores y está habiendo retrasos en la entrega de los pupitres para un solo alumno. Muchos directores de instituto siguen teniendo dudas acerca de si habrá que mandar a todo un colegio en aislamiento al registrar un positivo, bien sea estudiante o profesor. La ministra de Educación, Lucia Azzolina, afirma que las autoridades decidirán "atendiendo a cada caso concreto".

El colectivo educativo italiano, igualmente, no piensa quedarse de brazos cruzados. Por esta razón, el próximo 26 de septiembre protagonizará una manifestación nacional en Roma con título Prioridad a la escuela, con el objetivo, tal como afirman los principales sindicatos del país que participarán, de "denunciar los retrasos y las incertidumbres que están acompañando el arranque del año académico" y para "reafirmar el papel central y prioritario de los colegios y del reconocimiento como factor de crecimiento para el país".

Más noticias de Internacional