Público
Público

Italia registra 260 fallecidos, la cifra más baja de las últimas seis semanas

El número total de muertos alcanza los 26.644. La cifra de contagios desde que se inició la emergencia asciende a 197.675, con un incremento de 2.324 en las últimas 24 horas. Las personas actualmente enfermas son 106.103.

Personas con máscaras protectorasn en la plaza Piazza del Popolo en Roma, Italia, durante un encierro nacional por la pandemia.- EFE / EPA / ANGELO CARCONI
Personas con máscaras protectorasn en la plaza Piazza del Popolo en Roma, Italia, durante un encierro nacional por la pandemia.- EFE / EPA / ANGELO CARCONI

efe

Italia ha registrado este domingo 260 nuevos fallecidos con coronavirus, la cifra más baja de las últimas seis semanas. Ha sido un cambio importante en los datos porque este sábado la cifra de decesos diarios fue de 415. El número total de muertos alcanza los 26.644, según el último balance oficial del país. 

La cifra de contagios desde que se inició la emergencia en el país el 21 de febrero, contando enfermos actuales, fallecidos y curados, asciende a 197.675, con un incremento de 2.324 respecto al sábado.

Las personas actualmente enfermas son 106.103, lo que significa que en las últimas horas han aumentado en 256 los nuevos positivos, y de ellas el 78 % se encuentra en sus casas sin síntomas o con síntomas leves.

Desconfinamiento gradual desde el 4 de mayo

Italia iniciará su desconfinamiento gradual desde el 4 de mayo y está previsto que el primer ministro, Giuseppe Conte, presente el plan en una comparecencia telemática convocada para las 20.20 horas locales.

Este domingo avanzó en una entrevista con el diario La Repubblica que la mayoría de las empresas, la manufactura y la construcción reanudarán su actividad ese día, pero que los ciudadanos tendrán que esperar un poco más hasta tener plena libertad de movimiento.

También dijo que se "revisará las restricciones más estrictas" del confinamiento, aunque no ha indicado de qué forma. Según los medios italianos, será posible salir a pasear y a hacer deporte de forma individual, pero las personas deberán seguir respetando las distancias de seguridad y será recomendable llevar mascarillas para evitar contagios.

Por eso el primer ministro ya ha subrayado que fijará el precio máximo de venta de las mascarillas para evitar abusos de mercado, como ha hecho España.

Los bares y los restaurantes tendrán que esperar, aunque Conte no ha dado fechas, y sí ha avanzado que los colegios seguirán cerrados hasta septiembre.

Más noticias de Internacional