Público
Público

El jefe de la misión de la ONU pide a "todos los sirios" el fin de la violencia

Sobre el terreno se encuentran ya quince observadores militares desarmados de la UNSMIS y mañana se espera que llegue un grupo de treinta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo jefe de la misión de supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS), el general noruego Robert Mood, ha hecho un llamamiento a 'todos los sirios para detener la violencia en el país'.

'No podemos hacer nada sin la voluntad de todos (los sirios), tanto si somos diez, treinta o trescientos observadores', ha dicho Mood en declaraciones a los periodistas a su llegada al aeropuerto de Damasco. El general, que tiene entre sus tareas negociar las condiciones para el despliegue de los observadores de la UNSMIS, ha asegurado que están 'en contacto con todas las partes implicadas para detener la violencia'.

Sobre el terreno se encuentran ya quince observadores militares desarmados de la misión, y mañana se espera que llegue un grupo de treinta, de los trescientos que integran la UNSMIS. De los quince que ya están en Siria, hay dos desplegados permanentemente en Homs (centro), Hama (centro), Idleb (norte) y Deraa (sur), respectivamete.

Mood conoce bien Damasco porque entre 2009 y 2011 encabezó la Organización de la ONU para la Supervisión de la Tregua (UNTSO) en Oriente Medio, creada en 1949 para vigilar el cese de las hostilidades que puso fin a la guerra de 1948 entre palestinos e israelíes.

Mientras, el régimen y la oposición se acusan mutuamente de continuar con los ataques. Ayer, los opositores Comités de Coordinación Local denunciaron la muerte de 31 personas, entre ellas tres menores, durante protestas antigubernamentales. El viernes, once personas murieron y otras veintiocho resultaron heridas en un doble atentado en el barrio de Al Maidan, en el centro de Damasco, anunció la televisión oficial.

El objetivo de la misión de las Naciones Unidas es comprobar el cumplimiento del plan de paz para Siria, vigente desde el 12 de abril, que estipula el fin de la violencia, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.