Público
Público

Kiev asegura que 1.500 soldados rusos han cruzado la frontera con Ucrania los últimos días 

Donetsk denuncia a su vez la muerte de más de un centenar de civiles en los enfrentamientos de las últimas semanas

Un lanzacohetes ucraniano lanza un misil a los grupos prorrusos en la ciudad de Debaltseve. - REUTERS

AGENCIAS

KIEV / MOSCÚ.- El Gobierno de Kiev ha denunciado este lunes que que 1.500 soldados rusos cruzaron la frontera ruso-ucraniana entre el 7 y el 8 de febrero. Así lo señaló un portavoz de la Operación Antiterrorista, como denomina Kiev a la campaña militar contra los grupos prorrusos en el este del país, y agregó que también introdujeron en Ucrania 300 piezas de armamento pesado, incluidos lanzaderas de misiles.

El portavoz indicó que "las columnas se dirigieron a las ciudades de Lugansk, Debáltsevo y Antraitsit". Además, informó de que las fuerzas ucranianas se apoderaron de un tanque T-72 que permanecía a los insurgentes prorrusos, y recordó que ese modelo no se produce en Ucrania.

Las alegaciones de Kiev acerca de la presencia de tropas rusas en Ucrania se producen en medio de intensas gestiones diplomáticas para tratar de poner fin a la guerra en el este del país, después de que Francia y Alemania lanzara el viernes pasado una iniciativa de paz.

Tras la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente francés, François Hollande, a Moscú el pasado viernes, el Kremlin ha negado este lunes que la jefa del Ejecutivo de Alemania lanzara un ultimátum al presidente ruso, Vladímir Putin.

"Ya lo hemos contado todo sobre el tono de las negociaciones. Nunca nadie ha podido ni podrá, aunque lo desee, hablar con el presidente (ruso) con un lenguaje de ultimátum", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. En declaraciones a la emisora de radio Govorit Moskvá, Peskov salía así al paso de las especulaciones en varios medios occidentales sobre que Merkel presionó a Putin para qué aceptase el plan de paz franco-alemán para Ucrania.

Según esos medios, entre ellos el estadounidense Wall Street Journal, y que citan a fuentes diplomáticas occidentales, Merkel amenazó durante la reunión del viernes con nuevas sanciones contra Rusia si ésta no acepta la propuesta de arreglo planteada por París y Berlín. El documento debe ser abordado el próximo miércoles durante la cumbre a cuatro bandas en Minsk, donde los líderes de Rusia, Alemania, Francia y Ucrania tratarán de consensuar una serie de medidas para lograr una "solución global".

Además, el martes tendrá lugar en la capital bielorrusa una nueva reunión del Grupo de Contacto, formato de negociaciones entre Kiev y los separatistas prorrusos con la mediación de Rusia y de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE). Además de Kiev, los representantes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk ya han confirmado su presencia, pese a que la anterior ronda fue un sonoro fracaso.

Desde Donetsk, la defensora de derechos humanos de la autoproclamada república, Daria Morózova, ha denunciado que más de un centenar de civiles murió desde el 17 de enero en la región y otras 113 resultaron heridas. La defensora apuntó que el número de violaciones de los derechos humanos en el este ucraniano es tan alto, que la comisión no es capaz de registrarlas.

La ONU ha reportado que decenas de civiles, incluidos menores de edad, fallecieron durante las últimas dos semanas en Ucrania y pidió a la comunidad internacional la ayuda inmediata para los niños afectados. Según el organismo, el conflicto ucraniano desde abril pasado se ha cobrado la vida de más de 5.300 personas.

Más noticias de Internacional