Público
Público

Kirchner: "Los argentinos nos merecemos un país mejor"

La nueva presidenta se compromete a continuar la reconstrucción iniciada por su esposo

PÚBLICO

Cristina Fernández de Kirchner relevará a su marido al frente de Argentina el próximo 10 de diciembre. La arrasadora victoria en las urnas de la senadora peronista la convertirá, sin necesidad de una segunda vuelta, en la primera presidenta electa de Argentina.

Con más del 96% de las mesas escrutadas, Kirchner roza el 45% de los votos, con una ventaja de casi 22 puntos sobre Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, y de 29 sobre el tercero, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

"Hemos ganado ampliamente, tal vez por la mayor diferencia de votos entre la primera y segunda fuerza desde el advenimiento de la democracia en 1983", dijo la vencedora al conocer los resultados. "Pero esto, lejos de colocarnos en posición de privilegio, nos coloca en un mayor lugar de responsabilidad".

La responsabilidad es doble, por ser presidenta y mujer, dijo la vencedora. Su triunfo aumenta el liderazgo femenino en la región, ejercido hasta ahora en solitario por Michele Bachelet, la presidenta de Chile.

Kirchner subrayó que es necesario reconstruir el tejido social e institucional. "Nos merecemos un país mejor", declaró, "un país no lo construye sólo un buen Gobierno, sino una buena sociedad. Convoco a la participación de los argentinos". La primera dama alabó la gestión de su esposo, Néstor Kirchner, y expresó el deseo de profundizar la recuperación económica iniciada en 2003.

Tándem Cristina-Néstor

Consciente de que las elecciones eran en parte un plebiscito sobre el mandato de su marido, la primera dama agradeció "el apoyo a la gestión de un hombre, el presidente Kirchner, a él que con sus aciertos y errores demostró ser un hombre comprometido con su pueblo y los argentinos".

Durante sus cuatro años en el poder, el país ha salido de la crisis económica que estalló a finales de 2001 y ha registrado un crecimiento sostenido superior al 8%. Entre los retos pendientes para la próxima legislatura está el hacer frente a una inflación galopante, superior al 15% y combatir la corrupción, que también salpicó al Gobierno de su marido.

El triunfo de la candidata del Frente para la Victoria (FPV) fue celebrado por sus partidarios con vítores como "mujeres al poder" o "hay que saltar, porque los gorilas no tendrán el ballottage (segunda vuelta)". En Argentina se denomina gorilas a los antiperonistas y a la clase media y alta, mayoritariamente urbana, que desconfía de los sectores populares, bastión tradicional del peronismo.

Como ya se preveía, la candidata perdió en las grandes ciudades. En la capital y en Rosario fue derrotada por Elisa Carrió y en Córdoba quedó en tercera posición.

Sin embargo, en el resto del país, la victoria del FPV ha sido aplastante. Gobernará en 19 de los 24 distritos del país tras la victoria de sus ocho gobernadores y tendrán cómodas mayorías en las dos Cámaras parlamentarias.