Público
Público
Únete a nosotros

Londres El 'Big Ben' cumple 160 años, mudo y entre andamios

Originalmente ‘Big Ben’ era solo el nombre de la Gran Campana que marca las horas pero con el tiempo se ha acaba llamando así a toda la torre, que hoy celebra el 160 cumpleaños de su reloj. ¿Sabías que ha sobrevivido a seis monarcas y dos guerras mundiales? ¿O que está inclinado y es la perfecta demostración de la velocidad de la luz?

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

El Big Ben, uno de los monumentos más famoso de Londres. Efe

Cuando en 2017 se supo que las actuales obras en la torre del Palacio de Westminster dejarían mudo el Big Ben durante cuatro años -su periodo de silencio mas largo de la historia- lo que sí que se oyeron bien alto fueron los gritos en el Parlamento. Hubo diputados que dijeron que se trataba de una decisión "ridícula" y "completamente loca" justificando las palabra del conservador James Gray, que llegó a decir que: “El Big Ben es tremendamente importante para el bienestar mental de la nación”.

Algo de razón debe de tener cuando centenares de personas se concentraron el mediodía del 21 de agosto de ese mismo año en torno al reloj para escucharlo sonar por última vez; y no fueron pocos los que lloraron.

El Big Ben lleva ahí tanto tiempo que ha visto pasar delante de él a seis monarcas, ha sobrevivido a dos guerras mundiales y ha sido protagonista de 160 cambios de año; porque es a él al que apuntan las cámara de televisión de este país todos los 31 de diciembre.

Hoy celebra un nuevo cumpleaños ante la mirada atónita de los turistas que llegan hasta sus pies, levantan la cabeza y lo descubren cubierto de andamios y mudo. Pero ni por esas pierde su encanto. Si a ti también te fascina, aquí van doce curiosidades de esta joya.

1. La torre, el reloj o la campana, ¿Cuál de ellos es de verdad el Big Ben?

Big Ben es el apodo de La Gran Campana que marca las horas. El verdadero nombre del reloj es The Great Clock o The Westminster Clock y la torre se llama la Elizabeth Tower desde 2012, cuando se la renombró así por los 60 años de Isabel II en el trono, acto conocido como el jubileo de diamante; antes era solo la Clock Tower.

2. Es el reloj más famoso del mundo

Costaría encontrar a alguien que lo ponga en duda pero por por si acaso, ahí va la prueba: basta con escribir Big Ben en Google para que te aparezcan cerca de 1.500 millones de referencias. Las estadísticas al cierre de este artículo son de una nueva mención cada 0,48 segundos. También tiene su propia cuenta en Twitter, que se actualiza cada hora, aunque no esperes de él grandes comentarios.

3. ¿Cuál es su historia?

En 1834 un incendio destruyó el antiguo palacio de Westminster y se convocó un concurso para construir los nuevo edificios. Charles Barry se impuso a los otros 96 participantes a pesar de que sus primeros diseños no incluían torre y se decidió añadirla poco después. Las obras se retrasaron más de lo previsto y el 31 de mayo de 1859 empezó a funcionar el reloj. La Gran Campana, que sonó por primera vez el 11 de julio del mismo año, subió el Támesis en una gabarra y fue llevada hasta la torre por un carruaje tirado por 16 caballos blancos.

4. Pesos y medidas del reloj

Las cuatro esferas del reloj tienen 7 metros de diámetro. Las agujas de las horas miden 2,8 metros y las de los minutos tienen 4,3 metros de largo. El mecanismo pesa 5 toneladas y la Gran Campana pesa 13,5 toneladas.

5. ¿Para que son las obras?

Se trata de trabajos de limpieza y acondicionamiento de toda la torre. Se busca que sea más eficiente energéticamente y además se instalará un ascensor y se construirá su primer baño. Las obras van mucho más allá del mantenimiento del reloj, que se ha retirado pieza a pieza para limpiarlo, pero se decidió que éste dejara de sonar mientras duraran para no atronar a los trabajadores.

Unos trabajadores instalan los andamios que van a cubrir la Elizabeth Tower del Parlamento británico, donde está el reloj 'Big Ben', que va a permanecder parado cuatro años por obras de restauración. REUTERS/Peter Nicholls

6. ¿Hasta cuándo durarán las obras?

Está previsto que concluyan en 2021. Hasta entonces el reloj solo ha sonado y sonará en contadas ocasiones, como en fin de año o el pasado 11 de noviembre por el centenario del Armisticio. Pero, por supuesto, está preparado para hacerlo en caso de una emergencia como el fallecimiento de la reina. De hecho, mientras esté a la vista seguirá marcando la hora.

7. ¿Qué hay dentro de la torre?

Para descubrirlo en persona hay que subir los 399 escalones que recorren sus 96 metros de alto -el equivalente a un edificio de 11 plantas-. Cuando llevas una tercera parte subido, a los 113 escalones, se llega a Prison Room. Así se conoce la pequeña sala en la que en 1880 paso allí detenido una noche el parlamentario Charles Bradlaugh por negarse a jurar lealtad a la reina. Más arriba está el mecanismos del reloj y un poco mas alta, la Gran Campana. En la cima está The Ayrton Light, la lampara que se ilumina cuando el parlamento está reunido.

8. Esta torre también está inclinada

No es algo preocupante como en el caso de la Torre de Pisa pero sí, el Big Ben también está inclinado; aproximadamente 0,04 grados.

La Elizabeth Tower del edificio del Parlamento británico en Londres, donde está instalado el famoso 'Big Ben'. REUTERS/Neil Hall

9. Puedes verlo y escucharlo desde casa

En 1923 un operario de BBC se encaramó al tejado de enfrente con un micrófono para grabar las doce campanadas y dio inicio a una nueva tradición: desde entonces el informativo de medianoche de BBC Radio 4 comienza con el sonido del Big Ben. Con el tiempo se colocó un micrófono dentro de la torre y ahora el sonido se retransmite en directo (también a las 18:00 horas) salvo cuando está parado como ahora, que vuelven a ser grabadas.

Quien tenga buen oído reconocerá que la nota de La Gran Campana es un Mi y los cuartos hacen un Sol- Fa-So- Mi. Se conocen como los Westminster Quarters y se cree que son variaciones de las cuatro notas que forman el quinto y sexto compás de Sé que mi Redentor vive del Mesías de Handel.

Si te has quedado con ganas de escucharlas, puedes descargártelas e incluso ponértelas de tono de llamada. Y también puedes ver la torre por webcam en tiempo real.

10. ¿Qué precisión tiene el reloj?

La nieve acumulada en las esferas o incluso los pájaros que se posan en sus agujas han hecho que alguna vez se retrase, pero en condiciones normales el reloj tiene un margen de error de un segundo. Es una de las condiciones que se impuso a los relojeros que aspiraron a construirlo y llevó tiempo encontrar a uno que lo garantizara. Hoy sus técnicos colocan o quitan monedas de penique en su péndulo para controlar que no se desfase.

11. ¿Ha sufrido algún daño grave?

Después sede 160 años marcando la hora, le ha pasado un poco de todo. La primera Gran Campana se agrietó durante las pruebas y hubo que sustituirla por la actual, que también se agrietó a los tres meses, pero sigue en su sitio y sonando. Dos de las esferas del reloj resultaron dañadas durante un ataque aéreo en 1941 a pesar de que durante las guerras mundiales el reloj se apagaba por las noche para evitar que sirviera de guía a los zepelines y los aviones enemigos. Además, una noche de 1976 los péndulos se cayeron y el mecanismo del reloj explotó.

12. Es la prueba de que la luz viaja más rápido que el sonido

Y tú mismo puedes comprobarlo. El sonido de las campanadas que recoge el micrófono de la BBC viaja a la velocidad de la luz (a 299.792.458 metros por segundo) pero si te quedas frente a la torre, las campanadas que escucharás viajarán hasta ti a la velocidad del sonido (344,2 metros por segundo). Por eso, si te plantas frente al Big Ben armado con una radio oirás las campanadas por el aparato antes que en directo. El equipo de londonist.com lo ha comprobado.