Público
Público

Londres intentará evitar la liberación de Abu Qatada

La "mano derecha de Bin Laden en Europa" sólo estará vigilada tres meses

DAVID BOLLERO

Los días en la prisión de Long Lartin de Abu Qatada, el que fuera líder espiritual de Al Qaeda en Europa, están contados. El clérigo islamista será puesto en libertad bajo fianza en los próximos días, tras llevar encarcelado seis años y medio. Así lo ha dictado esta semana un tribunal londinense, que considera que un brazalete electrónico de control y el arresto domiciliario cuasi permanente (se permitirán dos salidas de una hora) bastarán para el acusado de ser el líder espiritual de Mohamed Atta, uno de los pilotos de los atentados del 11-S.

Qatada, considerado por el juez Baltasar Garzón "mano derecha de Bin Laden en Europa", está acusado de terrorismo en varios países. De hecho, las autoridades británicas aún creen que conserva vínculos con Ayman al Zawahiri, que tras el asesinato de Bin Laden tomó el relevo de Al Qaeda. Se le atribuyen duros sermones en mezquitas de Londres exhortando al martirio o pidiendo la muerte de los judíos.

El Gobierno británico cree que el clérigo radical sigue vinculado a Al Qaeda

Aún se desconoce la fecha exacta de la liberación de Qatada, pero lo que sí se sabe es que el periodo de libertad vigilada tan sólo será de tres meses. Transcurrido ese plazo, si Reino Unido no pacta la extradición a Jordania donde fue condenado en rebeldía por delitos de terrorismo, obtendrá la libertad definitiva.

La ministra de Interior, Theresa May, reaccionó con dureza al calificar la sentencia de "inaceptable" por considerarle aún "una amenaza para la seguridad nacional".

Mientras el abogado del clérigo islamista, Ed Fitzgerald, destacó que su defendido permanece en prisión "sin cargos, por motivos de seguridad nacional", May aseguró estudiar "todas las opciones legales" para impedir su libertad. Asimismo, un portavoz de Downing Street afirmó que "no es el final del camino" para este caso.

Espera extraditarlo a Jordania, donde fue condenado por terrorismo

El clérigo jordano de origen palestino, de 52 añoslleva años luchando para evitar ser extraditado a Jordania. El pasado 17 de enero, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló a su favor. Fue entonces cuando solicitó a la Comisión de Apelaciones Especial de Inmigración su puesta en libertad bajo fianza.

La decisión de Estrasburgo, contraria a la Cámara de los Lores, cayó como un jarro de agua fría en el Parlamento británico. Algunos diputados conservadores llegaron a sugerir que Reino Unido suspenda su pertenencia a la Convención Europea de Derechos Humanos. A pesar de que el Tribunal Europeo considera que algunas de las pruebas por las que fue condenado Qatada en Jordania se obtuvieron bajo tortura, Theresa May espera lograr la extradición al considerar que "el lugar correcto para un terrorista extranjero es la celda de una prisión extranjera, lejos de Reino Unido".

Más noticias de Internacional