Público
Público

Machismo Boicot a las cervezas sexistas en Reino Unido

El Gran Festival Británico de la Cerveza que se celebra estos días en Londres ha vetado por primera vez a las marcas de cerveza y sidra con nombres o imágenes machistas para acabar con los estereotipos y acercar la bebida a las mujeres que rechazan esos mensajes.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6

Cervezas con imágenes sexistas vetadas en el Gran Festival Británico.

Entrar en un pub, acercarse a la barra y pedir una Rubia tonta, una Alice la ligera, una Sexy Seattle o una Abundante es algo que puede ocurrir con la misma naturalidad con la que el camarero responderá trayendo un botellín con la imagen de una mujer que abraza unas sandias a la altura de su pecho junto a la palabra 'voluptuosa' o cualquier otro envase donde pueden aparecer representadas mujeres con las piernas abiertas, vestidos cortos, escotes largos y gestos insinuantes.

Esas marcas con esos nombres y esas imágenes corporativas existen en el mercado y no hay que rastrear mucho para dar con ellas. Donde por primera vez no va a ser posible encontrarlas es en el Gran Festival Británico de la Cerveza que acaba de abrir sus puertas en Londres. Y no será por falta de grifos. Los asistentes tienen más de mil marcas distintas de cervezas y sidras entre las que elegir pero los organizadores se han asegurado de que ninguna de ellas tenga un nombre o una imagen "discriminatoria" en sus etiquetas, en sus grifos o en sus vasos corporativos.

Así que también se han quedado fuera una 'lager' llamada Momento rubia, la que se vendo con el dibujo de una sirena que parece extasiada o la Village Bike, cuya imagen representa a una pareja montando en bici en posición nada natural.

Desde Camra aseguran que este año todas las marcas que participan "se adhieren a sus reglamentos y códigos de conducta"

Desde Camra (Campaña para una cerveza auténtica), que se define como "una de las asociaciones de consumidores de mayor éxito de Europa" con 200.000 socios en Reino Unido, confirman a Público que este año todas las marcas que participan "se adhieren a sus reglamentos y códigos de conducta", que defiende su "compromiso por la inclusión y la diversidad".

Porque aunque, como sostiene su directora, Abigal Newton, "la cerveza no es una bebida de hombres o de mujeres, sino una bebida para todos", en este país, que tiene los pubs y las pintas como una de sus señas de identidad, sólo el 7% de las mujeres bebe cerveza más de una vez a la semana, por detrás del vino o los cocktails y en comparación con el 23% de los hombres. Según un estudio reciente, la principal razón (un 27%) por la que las mujeres rechazan la cerveza es precisamente por el hecho de que su publicidad esté tan orientada al consumidor masculino.

"Resulta difícil entender por qué algunos cerveceros eligen activamente enajenar a la gran mayoría de sus clientes potenciales con material que probablemente solo atraiga a un porcentaje pequeño y reducido", apunta Abigail, que insiste en que todavía hay una gran cantidad de trabajo que hacer para que las mujeres se sientan mejor recibidas en el mundo de la cerveza: "Necesitamos hacer más para alentar a las mujeres que beben cerveza, que actualmente son solo el 17% de la población, a pesar de que representan más del 50% del mercado potencial".

La periodista y sumiller de cerveza Sophie Atherton, que conoce bien este mundo, se muestra convencida en The Guardian de que convencida de que la prohibición provocará "la típica reacción sobre que las mujeres que no tienen sentido del humor pero eso es basura", y sostiene rotunda que "esto es misoginia y se vuelve aún más peligroso en un ambiente donde es probable que los hombres beban mucho. Las mujeres tienen tanto derecho a disfrutar de una cerveza en paz como ellos".