Público
Público

Medio Ambiente Los incendios en los bosques de Paraguay han calcinado más de 300.000 hectáreas

El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, se mostró optimista en lo referente a las labores de extinción, que se encuentran en una fase de "control final" tras haberse iniciado el fuego a mediados del mes de agosto. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En zonas afectadas por los incendios habitan especies protegidas como el yaguareté o el oso hormiguero gigante. / EFE

Los incendios en Paraguay devastaron 312.000 hectáreas de bosques en la región del Chaco, cerca de la frontera con Bolivia, donde el fuego está prácticamente en extinción y los esfuerzos se centraban este martes en apagar focos en dos áreas naturales de esa región.

El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, dijo a los medios de que los focos en el norte del Chaco, que incluye el ecosistema del humedal Pantanal, se encuentran en etapa de "control final", mientras que hay un foco activo en el Cerro Chovoreca, cerca de la frontera con Bolivia.

En esa región, que también delimita con la naciente del Pantanal en Brasil, se han construido dos cortafuegos importantes que puedan contener los materiales de ignición debido a los fuertes vientos de superficie en torno a 50 a 60 kilómetros por hora.

Asimismo, el ministro expresó que la temporada de lluvia, que este año se ha demorado en llegar, puede dar "el empujón final" que se necesita para sofocar definitivamente el fuego en el árido Chaco.

El Pantanal paraguayo, en las inmediaciones del centro biológico de Tres Gigantes, afectado por los incendios. / EFE

El combate contra el fuego se lleva a cabo con el apoyo de una flota de doce aviones livianos provenientes de Argentina, Brasil y Chile, y las brigadas contarán a partir de este martes con equipos de protección y herramientas valoradas en 550.000 dólares recibidas en base a un programa de ayuda del Gobierno de Estados Unidos.

Paraguay ha recibido ayuda internacional de países como Argentina, Brasil, Chile y EE.UU.

Por su parte, el Ministerio de Salud informó este martes que la Dirección General de Vigilancia registró la asistencia en distintos puntos del país a 1.579 personas con afecciones respiratorias y oculares por la contaminación del aíre.

El comunicado de las autoridades sanitarias refiere que en este país las causas de los incendios forestales se deben principalmente "a actividades humanas" en la explotación de la tierra, "desmonte, mantenimiento de pastizales para ganadería, entre otros". 

Los incendios en el Chaco comenzaron a mediados de agosto pasado en el departamento de Alto Paraguay, donde se reportaron daños en la fauna silvestre y el hato ganadero, y se proyectaron después en los departamentos orientales de Concepción, San Pedro, Amambay, Guairá, Caazapá, Canindeyú en Itapúa.

El pasado setiembre el Gobierno declaró emergencia ambiental en los departamentos del Chaco, lo que permitió a las instituciones afectadas a redoblar recursos u obviar ciertas normas de control para colaborar con las autoridades locales y organizaciones que luchan contra el fenómeno.