Público
Público

Medvédev fulmina a cuatro altos cargos por el atentado en Moscú

Destituye al jefe de Transporte del Ministerio del Interior, al jefe del Departamento del Interior y a dos de sus adjuntos

EFE

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, ha destituido a cuatro responsables del Ministerio del Interior tras criticar las insuficientes medidas de seguridad en el aeropuerto de Domodédovo, tras el atentado que dejó el lunes 35 muertos y 180 heridos.

"Firmé el decreto para relevar de su cargo al jefe del Departamento de Transporte del Ministerio del Interior en el Distrito Federal Central, Andréi Alexéyev", anunció el jefe del Kremlin en una sesión dedicada a las medidas de seguridad en el transporte.

Por otra parte, el titular del Interior, Rashid Nurgalíev, informó de la destitución del jefe del Departamento del Interior en el aeropuerto de Domodédovo y de dos de sus adjuntos. El jefe del Kremlin adelantó que continuarán las destituciones, según informaron las agencias.

"Esto no acaba aquí, esto sólo son los jefes superiores. ¿Qué más propone usted?", preguntó Medvédev a Nurgalíev. La víspera, el jefe del Kremlin exigió al ministro del Interior que "proponga dimisiones u otra clase de medidas para los responsables de la seguridad en el transporte". Medvédev agregó que lo que hay que hacer es que los funcionarios responsables de Transporte "recobren el sentido".

"Hay que hacer que todos los cargos ejecutivos, y me dirijo al ministro de Transporte, al Gobierno en general, a Ferrocarriles de Rusia y, evidentemente, al ministro del Interior; que todos los responsables de organizar este proceso, recobren el sentido", dijo.

El jefe del Kremlin puntualizó, además, que "sean castigados aquellos que no hicieron su trabajo". Asimismo, Medvédev ordenó a Nurgalíev "sacudir" a la policía encargada de la seguridad en el transporte. "Sacuda a la Policía de Transporte en su totalidad. Si la gente no entiende cómo hay que trabajar, encontraremos a otros", advirtió.

Agregó que "la policía que se encuentra en los centros neurálgicos de transporte, en aeropuertos o estaciones de tren, adoptan una postura absolutamente pasiva y, en el mejor de los casos, zarandean a los inmigrantes para verificar su documentación y hacer uso de sus poderes de manera parecida".

Subrayó que la seguridad en el transporte "debe ser garantizada cada día, como se hace en todos los países donde existe una seria amenaza terrorista".

Declaró que "la situación (en materia de seguridad) en el transporte es insatisfactoria y no sólo por el atentado terrorista", y llamó al Ministerio del Interior a analizar el contexto y los motivos que llevaron a la tragedia. "Lo más importante ahora es hacer todo lo posible, al menos lo que depende de nosotros, para que una tragedia de estas caractersticas no se repita", dijo.

Más noticias de Internacional