Público
Público
Únete a nosotros

Megan Rapinoe La capitana del equipo nacional de fútbol estadounidense repudia a Trump: "No voy a ir a la puta Casa Blanca"

La futbolista se negó a cantar el himno nacional estadounidense como protesta por "la desigualdad y la brutalidad policial".

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3

Megan Rapinoe celebra uno de los goles contra España. Reuters

"No voy a ir a la puta Casa Blanca, en caso de que ganemos el torneo. No nos van a invitar, tengo mis dudas", declaró la capitana del equipo nacional estadounidense Megan Rapinoe, de 33 años, a la revista Eight by Eight

Esta polémica comenzó cuando la jugadora de fútbol no cantó el himno americano antes del mundial contra España. Ante este suceso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tachó su actitud como "poco apropiada" ante The Hill.

La futbolista se negó a cantar el himno nacional estadounidense como protesta por "la desigualdad y la brutalidad policial".

La réplica de Donald Trump, que ya había criticado anteriormente a la centrocampista por no cantar el himno, no se hizo esperar y recordó a la jugadora estadounidense que, salvo en casos relativos a la NBA, "a propietarios, ligas y equipos les encanta venir a la Casa Blanca". "Soy un gran aficionado de la selección y del fútbol femenino, pero Megan debería GANAR primero antes de HABLAR. Acaba el trabajo", escribió en su perfil oficial de 'Twitter' dirigiéndose a Rapinoe.

"No hemos todavía invitado a Megan o al equipo, pero ahora invito al EQUIPO, gane o pierda. Megan nunca debería faltarle el respeto a nuestro país, la Casa Blanca, o nuestra bandera, especialmente por lo mucho que se ha hecho por ella y el equipo. Sé orgullosa de la bandera que portas. El equipo estadounidense lo está haciendo GENIAL", sentenció.

Rapinoe no es la única deportista que se ha enfrentado al presidente Trump. Otros atletas ya pusieron de manifiesto su descontento con el mandatario debido a sus comentarios machistas y racistas. Un ejemplo es el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, quien se arrodilló contra el himno antes del partido. 

"No he experimentado la brutalidad policial, ni el racismo, ni nada parecido, pero no puedo permanecer como si nada cuando hay gente en este país que tiene que lidiar con este tipo de cosas", aseguró quaterback de la NFL a The Player's Tribune.