Público
Público

Migración en EEUU Reunificados esta semana al menos 37 niños migrantes separados de sus familias en EEUU

La juez federal del Distrito del Sur de California supervisa el proceso y ha enfatizado en la necesidad de avanzar para reunir a las familias y abordar los problemas de asilo, evitando al mismo tiempo las deportaciones prematuras.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Reunificados al menos 37 niños migrantes separados de sus familias por EEUU. / Europa Press

Los abogados del Gobierno estadounidense y de las familias de inmigrantes separadas tras entrar en Estados Unidos desde México han informado de que 37 niños más han sido liberados de la custodia federal en la última semana, ya que ambas partes trabajan para permitir que los niños busquen asilo.

En una presentación judicial realizada este jueves, los abogados pidieron al juez federal del distrito de California del Sur Dana Sabraw que les dejara tratar de resolver cuestiones controvertidas antes de una audiencia programada para este viernes por la tarde.

Sabraw supervisa el proceso para reunir a 2.551 niños de entre 5 y 17 años con sus padres y ha enfatizado la necesidad de avanzar con "la debida velocidad" para reunir a las familias y abordar los problemas de asilo, evitando al mismo tiempo las deportaciones prematuras.

Las familias fueron separadas bajo la política de "tolerancia cero" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia los inmigrantes que entraron al país de forma ilegal. El mandatario puso fin a esa política el 20 de junio después de una crítica global generalizada.

Según la presentación de archivos de este jueves, 505 de entre 5 y 17 años siguen separados de sus familias y bajo el cuidado de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, frente a los 541 de la semana anterior. Otros 23 menores de 5 años también continúan bajo cuidado federal, uno menos que hace una semana.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha informado de que aún está investigando si el Gobierno de Estados Unidos coaccionó o engañó a algunos de los padres deportados para que dejaran sus solicitudes de asilo.