Público
Público
Únete a nosotros

Migración Francia El Gobierno francés desaloja un campamento de migrantes en el norte de París

La alcaldesa socialista de la capital, Anne Hidalgo, asegura que la calle "es un lugar de peligro, de indignidad" y el país tiene capacidad para acogerlos de forma digna. Sin embargo, lamenta que es el desalojo número "59 desde el verano de 2015".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Los migrantes recogen sus pertenencias tras ser desalojados por la policía. / Reuters

La Policía francesa ha comenzado en la madrugada de este jueves el desalojo de los entre 600 y 1.200 inmigrantes que residen en un campamento en el norte de París y que se extiende hasta Saint-Denis, según informan los medios locales.

En el operativo, que ha arrancado hacia las 5.40 horas, están participando casi 600 policías y en él está presente la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. El desalojo se produce horas después de que el ministro del Interior, Christophe Castaner, expresara su compromiso de "evacuar antes de fin de año los campamentos del noreste parisino".

"No nos enfrentamos a un flujo de migrantes que no podamos asumirlo, nuestro país está capacitado para acogerles de forma digna", ha sostenido Hidalgo en declaraciones a la prensa. "La calle no es un lugar para vivir, es un lugar de peligro, de indignidad", ha insistido.

"Hace falta un dispositivo de acogida adaptado y digno", Anne Hidalgo, alcaldesa de París

En este sentido, Hidalgo ha lamentado que cada vez que se han producido desalojos de este tipo –"es el 59 desde el verano de 2015", ha destacado– siempre se dice que "no volverá a producirse". "Está claro que para que eso no ocurra hace falta un dispositivo de acogida adaptado y digno", ha defendido.

Está previsto que los inmigrantes sean trasladados en autobuses para alojarlos temporalmente en pabellones o centros de acogida, dando prioridad a las familias con mujeres y niños, unos 250. La operación la está realizando de forma conjunta de la Prefectura de París y la de Isla de Francia.

Por su parte, el prefecto de Policía de París, Didier Lallement, ha asegurado que se adoptarán medidas para evitar que vuelva a instalarse el campamento en la zona de Porte de la Chapelle, en París, y la avenida Wilson, en Saint-Denis.