Público
Público

Miles de griegos piden el 'sí' en el referéndum

Bajo el lema 'Vivimos en Europa', una manifestación en el centro de Atenas exige al Gobierno de Syriza que garantice la permanencia del país en el euro

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6

Manifestantes que apoyan el "Si" en el referendo que se realizará en Grecia. - EFE

ATENAS.- Miles de griegos se han concentrado este martes frente al Parlamento en Atenas, en la emblemática plaza de Syntagma, para apoyar el 'sí' en el referéndum que se celebrará el próximo domingo.

Bajo el lema "Vivimos en Europa", los manifestantes, entre 13.000 y 15.000 según las primeras cifras de la policía, hicieron un llamamiento al Gobierno para que garantice la permanencia de Grecia en el euro. Sin embargo, la participación ha sido visiblemente menor respecto a la masiva protesta de ayer a favor del "no" en el referéndum.

El próximo domingo los griegos están convocados a decidir si apoyan o no las propuestas presentadas a Grecia por los acreedores, que el Gobierno de Alexis Tsipras ha rechazado, por lo que ha solicitado un rotundo "no".

La concentración de este martes, promovida principalmente por las fuerzas políticas de la oposición, la conservadora Nueva Democracia y la formación centrista To Potami, ha sumado también a los socialdemócratas del Pasok.

Dimitris, partidario de éstos últimos, ha afirmado que "la situación en Grecia no es negra, sino negrísima". "Debemos optar por un Gobierno fruto de una coalición de todas las fuerzas políticas, con excepción de Syriza", ha añadido. La razón por la que se ha acercado a Syntagma ha sido porque cree que "Grecia es Europa y Europa no puede prescindir de Grecia". "Nuestro problema viene de 30 años atrás y ya es hora de ponerle remedio", ha dicho.

A su lado, dos amigos discutían sobre las posibles consecuencias si saliera un "no" mayoritario en la consulta del próximo domingo. "Necesitamos reformas y un memorando para salir adelante. No es necesaria ninguna consulta para saber eso", argumentaba Sotiris, diseñador gráfico.

"Tememos por nuestras libertades, por nuestro pueblo. Esto es algo insólito", opina Nikos, profesor de matemáticas. Según él, "el Gobierno de Alexis Tsipras quiere que volvamos al dracma, está implantando el miedo y el desconcierto entre el pueblo griego". Ambos amigos creen que la situación actual es la conclusión de "malas políticas" de gobiernos anteriores. "El sector público es el problema que ha llevado a este país a la crisis y ningún Gobierno le ha querido poner remedio", coincidían.

Otro manifestante, Teodoro, de 44 años y dueño de un restaurante en Atenas, declaraba que "nuestra generación no tiene el derecho a hacer que el país retroceda hasta 40 años atrás". Yanis, un joven policía que ha acudido a la concentración con un grupo de amigos, y Euclidis, un pensionista de 72 años, coinciden también en que la situación del país empeoraría mucho si abandonase la eurozona, por lo que urgieron al Gobierno a tener "sentido común" para evitar este escenario.

Esta concentración, que siguió a la celebrada ayer en favor del "no" al acuerdo de los acreedores coincide con el segundo día de corralito y el fin de la prórroga del rescate que el Ejecutivo acordó con el Eurogrupo y que expira esta noche.

En una reunión extraordinaria vía teleconferencia, los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro descartaron otra ampliación del rescate, ante la imposibilidad de llevar a cabo los trámites necesarios antes de que el actual programa acabe. El Eurogrupo volverá a mantener otra conferencia telefónica este miércoles por la mañana.