Público
Público

Un ministro de 28 años, una activista por los derechos LGTBI y dos jueces de países del Este, en la nueva cúpula de Bruselas

14 hombres y 13 mujeres serán los comisarios europeos que estarán al frente del Ejecutivo comunitario los próximos cinco años. La presidenta Von der Leyen presentará la asignación de carteras este martes, y la Eurocámara tendrá que confirmar la lista para que sea oficial.

Los candidatos al 'gobierno' de la Comisión Europea.

Ivo Alho Cabral

Ya están confirmados los 27 nombres que dirigirán los próximos cinco años la Comisión Europea, el órgano que escribe las normas comunitarias. La próxima presidenta, Ursula von der Leyen, ha aceptado todas las nominaciones enviadas por los países europeos y se espera que este martes anuncie los cargos que asigna a cada candidato. Además de la presidenta, el único que tiene su cartera asegurada en el equipo que tomará posesión el 1 de noviembre es Josep Borrell, que dirigirá la diplomacia europea.

La lista incluye perfiles del más alto nivel: todos han sido ministros, diputados en sus países o en Estrasburgo; y algunos como el italiano Paolo Gentiloni y el letón Valdis Dombrovskis han sido incluso primeros ministros. La mayor parte de ellos tienen además un claro perfil europeísta, que podría encajar bien con Von der Leyen, conocida por su ambición de crear una Unión cada vez más fuerte.

El Parlamento Europeo deberá confirmar la lista presentada por von der Leyen, tras una serie de audiencias que se prevén para la última semana de septiembre. Por su parte, el Reino Unido ya ha anunciado que no enviará a nadie, ante su inminente salida, prevista para el 31 de octubre si no se alarga de nuevo.

Se sentarán 26 comisarios, uno por país miembro de la UE además de Alemania

En las últimas semanas, la presidenta electa ha entrevistado a cada uno de los candidatos para evaluar su capacidad y resolver el puzle de carteras que tiene delante. Aunque sobre el papel los comisarios deben defender los intereses de la UE como un todo por encima de los de sus respectivos países, las capitales saben que tener a un comisario en una cartera importante puede ser decisivo para influir en los temas más importantes que se discuten en Bruselas.

Quinielas de poder en Bruselas

Las económicas son las carteras más atractivas, pero también están en el punto de mira de los Gobiernos de los países más grandes otras como Medioambiente, Economía Digital o Competencia, que ha lanzado a la danesa Margrethe Vestager a las portadas de periódicos en todo el mundo por sus multas multimillonarias a Apple, Google y Facebook.

Los nuevos comisarios deberán pasar aún el examen de la Eurocámara antes de ser considerados como tal. Los eurodiputados interrogarán a cada uno de los candidatos en las próximas semanas y deberán votar en pleno a todo el equipo. El Parlamento no puede rechazar solo a uno; un voto negativo invalidaría todo el equipo y obligaría a von der Leyen a presentar un nuevo equipo.

Que todos los candidatos pasen este examen no puede darse por hecho. Ya en la última elección de 2014 la Eurocámara rechazó a la eslovena Alenka Bratusek, para quien el actual presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, reservaba un puesto de vicepresidenta, y mantuvo en vilo el puesto de Miguel Arias Cañete, actual comisario de acción por el clima y energía, por haber vendido sus acciones en dos compañías petroleras tras haber sido nominado para el cargo.

Nueve viejos conocidos

Vestager y el holandés Frans Timmermans, quienes están llamados a formar un triunvirato de poder con Von der Leyen, tienen su puesto asegurado ya que forman parte del paquete que acordaron los Estados miembros. Josep Borrell también forma parte de ese paquete y será con casi toda seguridad el jefe de la diplomacia europea, con rango de vicepresidente de la Comisión.

En cuanto al reparto entre partidos, nueve de los nominados vienen de la familia de los populares, nueve son socialistas y cinco son liberales. Otros candidatos son el independiente esloveno Janez Lenarčič, y un representante del partido de derecha en el Gobierno en Polonia. Por primera vez, también hay un verde entre los candidatos: el lituano Sinkevičius. Aunque es un verde con matices: su partido tiene un posicionamiento de centro y, pese a que forma parte del grupo de los Verdes en la Eurocámara, no forma parte del Partido Verde Europeo.

Entre los candidatos que maneja Von der Leyen hay nueve viejos conocidos que ya tienen despacho en el Berlaymont, la sede de la Comisión en el centro del barrio europeo de Bruselas. Además de Vestager y Timmermans, quieren quedarse el letón Valdis Dombrovskis, el eslovaco Maroš Šefčovič, la checa Věra Jourová, la búlgara Mariya Gabriel, el austríaco Johannes Hahn y el irlandés Phil Hogan. Otro que no tendrá que buscar casa en Bruselas es el griego Margaritis Schinas, que ha sido el portavoz jefe de la Comisión en el último lustro.

Dombrovskis y Šefčovič son vicepresidentes y tienen algunos de los currículos de más altos vuelos

Los que se quedan buscan hacer valer su experiencia en Bruselas para conseguir carteras de alto nivel para sus países. Dombrovskis y Šefčovič son vicepresidentes y tienen algunos de los currículos de más altos vuelos: el letón fue primer ministro, el eslovaco perdió la carrera a la presidencia de su país en la segunda vuelta el pasado marzo.

Gabriel, que accedió al cargo de comisaria de economía digital hace dos años sustituyendo a Kristalina Georgieva, ha dicho públicamente que quiere conservarlo en la nueva legislatura. Hahn, doctor en Filosofía y actual comisario de Ampliación, tiene despacho en el Berlaymont desde 2010, y experiencia ejecutiva en innovación y política regional.

Se espera que el irlandés Phil Hogan, que dirigió la última reforma de la PAC, cambie su cargo de comisario de Agricultura por otra área, que podría estar relacionada con Medioambiente, cartera que ya ostentó en el Gobierno de Irlanda. Hogan, que creció en la granja de su familia que llegó a dirigir tras sus estudios, tiene experiencia también como empresario al frente de una empresa de seguros e inmobiliaria.

Muchos más por conocer

El más ilustre de las nuevas caras es el último en haber sido nombrado. El italiano Gentiloni, nominado por el nuevo Gobierno de Giuseppe Conte, fue el primer ministro de su país durante año y medio hasta 2018, tras haber ocupado anteriormente las carteras de Asuntos Exteriores y Comunicaciones. La elección de Gentiloni es una clara señal de que el nuevo Ejecutivo italiano quiere hacer pesar su nueva posición como tercera economía de la Unión ante la inminente salida del Reino Unido.

Otros países como Francia y Portugal se han esforzado por enviar un perfil económico de alto nivel: la francesa Sylvie Goulard y la portuguesa Elisa Ferreira ocupan cargos en los comités ejecutivos de los bancos nacionales de sus respectivos países. La finlandesa Jutta Urpilainen, que ha sido vicepresidenta de Hacienda en su país, y la estonia Kadri Simson, ministra de Economía e Infraestructura, también pueden optar carteras con impacto económico.

Tan solo 28 años tiene el candidato más joven a formar parte del equipo de von der Leyen, quien también tiene un perfil económico. El lituano Virginijus Sinkevičius es a su edad ministro de Economía de su país, tras haber pasado por las aulas de la prestigiosa universidad de Maastricht en asuntos europeos académica, es conocido en Bruselas por tener una gorra con el eslogan ‘Make America Great Again’ en su despacho. Él ha negado ninguna afinidad con Donald Trump, dice que se la trajo un amigo y no le dio más importancia.

El resto de candidatos

Polonia y Hungría, los dos países que tiene procesos abiertos por la falta de independencia de sus sistemas judiciales, presentan ex jueces como candidatos, lo que seguramente levantará algunas cejas entre los eurodiputados encargados de dar el visto bueno al nuevo equipo de comisarios. El polaco Janusz Wojciechowski fue miembro del Tribunal Supremo de su país; el húngaro László Trócsányi, del Tribunal Constitucional del suyo.

El resto de candidatos tienen perfiles mucho más variados: la chipriota Stella Kyriakides es psicóloga y una activista contra el cáncer de mama; la maltesa Helena Dalli ha llevado a su país a ser considerado el mejor país para la protección de personas LGTBIQ en su cargo como ministra de Igualdad; la sueca Ylva Johansson es maestra y exministra de Trabajo en su país, la croata Dubravka Šuica ha promovido la legalización del cannabis terapéutico desde el escaño de la Eurocámara que ocupa desde 2013; y el esloveno Janez Lenarčič tiene un perfil diplomático; y la rumana Romana Plum, es una eurodiputada con experiencia ejecutiva nacional.

Completan la lista el belga Didier Reynders, con cerca de 20 años de experiencia en los ministerios de Hacienda y Asuntos Exteriores de Bélgica, y Nicolas Schmit, que daría el perfil para ocupar una cartera de Migración o Trabajo, campos en los que tiene experiencia ejecutiva en Luxemburgo.

Más noticias de Internacional