Público
Público

Misiles nucleares EEUU se retira formalmente del acuerdo nuclear que firmó con Rusia en 1987

El tratado prohíbe a ambas partes desplegar misiles terrestres de corto y mediano alcance, entre 500 y 5.500 km, en Europa. Washington ya señaló hace seis meses su intención de retirarse del acuerdo por un despliegue ruso de misiles.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 6

Un componente del sistema de misiles de crucero ruso objeto de la ruptura del acuerdo nuclear entre EEUU y Rusia. REUTERS

Estados Unidos acaba de retirarse formalmente de un histórico pacto sobre misiles nucleares con Rusia, después de acusar a Moscú de violar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) y de que no tenía planes de cumplirlo. El tratado prohíbe a ambas partes desplegar misiles terrestres de corto y mediano alcance, entre 500 y 5.500 km, en Europa.

Washington ya señaló hace seis meses su intención de retirarse del acuerdo si Rusia no hacía nada para adherirse a él, cuando denunció la negativa de Moscú de destruir el misil de crucero ruso Novator 9M729 (SSC-8, según la clasificación de la OTAN), que violaría el tratado, de acuerdo con Washington.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que también denunció el INF en febrero tras la decisión unilateral de EEUU, anunció medidas simétricas de respuesta y amenazó con apuntar con sus misiles a Estados Unidos si este desplegaba cohetes de corto y medio alcance en Europa.

"El incumplimiento de Rusia del tratado pone en peligro los intereses supremos de Estados Unidos, ya que el desarrollo y el despliegue por parte de Rusia de un sistema de misiles que viola el tratado representa una amenaza directa para Estados Unidos y para nuestros aliados y socios", dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado sobre la retirada del tratado.

Altos cargos estadounidenses dijeron a Reuters que Rusia había violado el pacto desplegando "múltiples baterías" del misil Novator 9M729 en todo el país, incluso en la parte occidental, "con la capacidad de atacar objetivos europeos críticos".

Rusia niega la acusación, diciendo que el alcance del misil lo excluye del tratado, y ha acusado a EEUU de inventar un falso pretexto para salir de un tratado que Washington quiere dejar de todos modos para poder desarrollar nuevos misiles, como ya está haciendo en ciertas instalaciones en Arizona.

De hecho, achaca el fin del tratado INF a Washington. "El 2 de agosto de 2019, por iniciativa de la parte estadounidense, el tratado sobre la eliminación de misiles de corto y medio alcance firmado en Washington firmado el 8 de diciembre de 1987 entre la Unión Soviética y Estados Unidos, cesó su actividad", señala un comunicado ruso.

Acuerdo histórico hecho pedazos

El tratado INF, negociado por el entonces presidente estadounidense Ronald Reagan y el líder soviético Mijail Gorbachov, y ratificado por el Senado de Estados Unidos, eliminó los arsenales de misiles de medio alcance de las dos potencias nucleares más grandes del mundo y redujo su capacidad para lanzar un ataque nuclear en un corto plazo.

El propio Gorbachov declaró la víspera que la expiración del primer tratado de desarme de la Guerra Fría "dinamitará no sólo la seguridad de Europa, sino de todo el mundo". El exdirigente soviético instó a Moscú y Washington a intentar salvar el tratado sobre la reducción del armamento estratégico ofensivo START III, que expira en 2021.

Rusia ha llamado en numerosas ocasiones a Estados Unidos a iniciar las negociaciones para renovar el START, que busca limitar el arsenal nuclear de las dos potencias de forma paritaria y, aunque tenía originalmente una vigencia de diez años, es posible prolongarlo de mutuo acuerdo por un máximo de cinco más.

No obstante, tanto el presidente de EEUU, Donald Trump, como su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, han sido muy críticos con el tratado, que limitaba a un máximo de 1.550 el número de cabezas nucleares estratégicas para cada uno de los dos signatarios.