Público
Público
Únete a nosotros

Mohamed VI libera a un centenar de reos políticos

El indulto de 190 presos es una concesión al movimiento reformista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mohamed VI, rey de Marruecos, indultó ayer a 190 presos de los que al menos un centenar estaban en prisión por motivos de conciencia. Se trata, por ejemplo, de dos políticos islamistas moderados a quienes se había relacionado (falsamente, según las organizaciones de derechos humanos) con una célula terrorista, y del activista del norte de Marruecos Chakib el Jyari, encarcelado con un pretexto en 2009 después de haber denunciado en la prensa la connivencia de las autoridades locales y la Policía con el tráfico de drogas en la región del Rif.

Poco antes de que se conociera este indulto, un tribunal de Casablanca concedió la libertad provisional a tres importantes activistas de derechos humanos saharauis que llevaban más de un año y medio en prisión a la espera de juicio. Alí Salem Tamek, Brahim Dahan y Ahmed Naciri fueron encarcelados por haber viajado a los campamentos de Tinduf (Argelia) en 2009.

Un tribunal concede la libertad provisional a tres activistas saharauis

La medida de Mohamed VI se interpreta como una concesión a quienes piden democracia en el país y responde a una petición del Consejo Nacional de Derechos Humanos, un organismo recientemente creado por el monarca marroquí. Tras las manifestaciones del pasado 20 de febrero, el rey anunció una reforma constitucional desde arriba (en lugar de la Asamblea Constituyente que reclaman los manifestantes) que deberá reforzar los poderes del Gobierno.

Sin embargo, en la tarde de ayer, sólo 27 detenidos de los 190 habían sido puestos en libertad de las cárceles de Salé, Casablanca, Tánger y Benslimane. Entre ellos, cinco de los acusados de pertenecer a la célula terrorista Belliraj, que habían sido condenados a penas de entre 20 y 25 años de prisión.

Al no estar incluidos en la gracia real, los saharauis podrían volver a prisión

El grupo de Belliraj fue acusado de tener lazos con Al Qaeda en Afganistán, con el Hizbulá libanés y con el GSPC (Grupo Salafista por la Predicación y el Combate, ahora Al Qaeda en el Magreb), unas relaciones que nunca se demostraron.

'Mi padre está en casa con la familia, se encuentra muy bien. Estamos muy contentos', explicó a este diario el hijo de uno de los liberados, Mustafá Moatasim, líder del disuelto partido islamista de izquierdas Al Badil al Hadari (Alternativa de Civilización).

También ha sido puesto en libertad Abdelaziz El Hadi, periodista de la televisión libanesa Almanar, acusado asimismo de terrorismo, según informa la agencia de noticias árabe MAP. Su mujer, Sakina Kada, presente en la tarde de ayer en la manifestación organizada por el Movimiento 20 de Febrero, promotor de las protestas democráticas, ante el Ayuntamiento de Rabat para protestar por la carestía de la vida, se mostraba muy feliz de que su marido estuviera 'en casa con la familia'.

Los familiares del resto de los detenidos siguen a la espera de su liberación, explicó a Público un activista de derechos humanos.