Público
Público

Mursi comienza a preparar el nuevo Gobierno egipcio

El nuevo presidente pretende crear un equipo que no despierte los recelos de los sectores liberales y laicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mohamed Mursi ya prepara el que será el próximo Gobierno de Egipto. El islamista, según la agenda oficial de noticias Mena, aborda la creación de un nuevo 'equipo presidencial', tras proclamarse ganador en las elecciones presidenciales, que acabe con los últimos resquicios de la era Mubarak. El que era el primer ministro hasta ahora, Kamal Ganzuri, dirigirá su último Consejo de Ministros antes de presentar su dimisión. 

El presidente electo deberá buscar desde hoy un consenso que le permita afrontar la división que persiste en su país, donde la idea de una administración islamista despierta recelos entre los sectores liberales y laicos.

Tras conocerse ayer la victoria del islamista de forma oficial, las decenas de miles de seguidores concentradas en la plaza Tahrir de El Cairo estallaron de alegría. La plaza amaneció hoy con numerosas tiendas de campañas y personas que seguían celebrando el triunfo de su candidato con cánticos y bocinas.

Los Hermanos Musulmanes han asegurado que continuarán sus manifestaciones

Al margen del ambiente festivo, los Hermanos Musulmanes han asegurado que continuarán sus manifestaciones en Tahrir contra las últimas decisiones adoptadas por las autoridades castrenses que gobiernan el país desde la caída de Mubarak en febrero de 2011 y que, en teoría, debería hacer el traspado de poderes el próximo 30 de junio.

Los manifestantes protestan desde hace una semana contra las recientes enmiendas constitucionales aprobadas por la Junta Militar, que les conceden grandes prerrogativas ejecutivas, y contra la disolución de la Cámara Baja del Parlamento ordenada por el Tribunal Constitucional. El futuro del Parlamento, que fue constituido en enero pasado bajo el dominio de los islamistas, y la redacción de una nueva Constitución son algunas de las principales cuestiones que los Hermanos Musulmanes y la Junta Militar han negociado en los últimos días, en paralelo al desarrollo de los comicios presidenciales.

Mursi, que se impuso al general retirado Ahmed Shafiq en la segunda vuelta de las presidenciales con casi el 52% de los votos, según se anunció ayer, aseguró en su primer discurso a la nación que será 'el presidente de todos los egipcios' y que su país mantendrá todos los acuerdos internacionales suscritos. 

Mursi anunció su intención de ampliar las relaciones con Irán

El nuevo presidente egipcio también anunció su intención de ampliar las relaciones con Irán a fin de crear un 'equilibrio' estratégico en la región. Egipto -un país mayoritariamente suní- e Irán -una República Islámica de confesión chií- se encuentran entre los países más influyentes en Oriente Próximo, pero no mantienen relaciones oficiales desde 1980, a causa del triunfo de la Revolución Islámica en Irán y, sobre todo, de la decisión de Egipto de reconocer a Israel.

Respecto a las informaciones según las cuales su primera visita como presidente será a Arabia Saudí, el gran rival regional de Irán, Mursi respondió: 'Yo no he dicho tal cosa y de momento no se ha decidido cuáles van a ser mis primeros viajes internacionales'. La victoria de Mursi, de los Hermanos Musulmanes, en las elecciones presidenciales ha sido elogiada por Irán, que la ha calificado como una 'espléndida visión de la democracia' que marca la fase final de 'un despertar islámico'.