Estás leyendo: Musharraf da marcha atrás

Público
Público

Musharraf da marcha atrás

El presidente de Pakistán convocará finalmente elecciones generales antes del 9 de enero.

PÚBLICO

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, se rindió a la presión internacional y convocó elecciones generales antes del 9 de enero. Después de haber anunciado hace una semana un retraso de un año, reducirlo a la mañana siguiente a dos meses y posteriormente a dos semanas, el día anunciado ayer se adelanta una semana a la fecha prevista.

Musharraf no ha hecho público, sin embargo, cuándo acabará el estado de emergencia. "No puedo dar una fecha", dijo el presidente en una rueda de prensa multitudinaria. Señaló que la suspensión de las garantías fundamentales es un "requisito" para "poder mantener elecciones libres y transparentes".

El general señaló que liderará una "transición democrática" y que renunciará al uniforme una vez que el Tribunal Supremo (TS) falle que su reelección como presidente es legal. Musharraf ha nombrado a nuevos jueces para asegurarse un veredicto favorable.

Boicot de los abogados

Los letrados han boicoteado esta semana la elección de los nuevos miembros del TS y han paralizado la Justicia al no acudir a los tribunales.El presidente del TS depuesto, Iftikhar Chaudry, sigue bajo arresto domiciliario.

El general acusó al TS de ser "la fuente de todos los problemas" en Pakistán. Los abogados y activistas del país salieron ayer otra vez a las calles. Todos los manifestantes enarbolan banderas o pañuelos negros en señal de protesta por el recorte de libertades fundamentales.

El presidente exhortó a los manifestantes: "Reto a cualquiera que demuestre en algún momento que he ido en contra de la Constitución".
El Partido Popular de Pakistán que lidera la ex primera ministra, Benazir Bhutto, informó ayer que cuatro de sus miembros resultaron heridos en una manifestación.

Además, la Policía arrestó a 250 militantes del PPP en Karachi, entre ellos dos parlamentarios. La ONG Human Rights Watch criticó la convocatoria de elecciones realizada por el general.

Concesión cínica

"El anuncio de Musharraf es una concesión cínica a la comunidad internacional destinada a distraer la atención de su ambición por mantenerse en el poder", dijo la ONG en un comunicado. "No es posible celebrar elecciones libres en Pakistán mientras la Constitución siga suspendida y el país esté bajo estado de emergencia, denunció HRW.

La ex primera ministra, Benazir Bhutto, se desplazó ayer a Lahore entre fuertes medidas de seguridad. Desde allí, señaló que el anuncio de elecciones "es un paso positivo" pero no bastará para solucionar la complicada crisis política en que se encuentra Pakistán.

La agencia estatal del país anunció que se ha modificado la legislación para que se pueda juzgar a los civiles en los tribunales militares. Aunque el objetivo es acelerar los juicios contra terroristas, los activistas de derechos humanos denunciaron que recortará aún más las libertades en Pakistán.

Más noticias de Internacional