Público
Público

Nigeria elige presidente en unos comicios de alto riesgo con varios ataques yihadistas

La votación ha tenido que retrasarse en la zona de localidad de Geidam (Yobe) debido a una serie de ataques que fueron repelidos por las fuerzas de seguridad.

Un grupo de nigerianos hacen cola para votar.- EFE

EFE

Tanto el presidente de Nigeria y aspirante a la reelección, Muhammadu Buhari, como su principal rival, el exvicepresidente Atiku Abubakar, se mostraron este sábado optimistas sobre el triunfo al depositar su voto en esta jornada de elecciones, que se celebran con una semana de retraso.

Transcurrida media jornada, la votación está marcada por los incidentes en el noreste del país, donde a primera hora de la mañana hubo intentos de ataque atribuidos al grupo yihadista Boko Haram, poco antes de la apertura de los colegios.

Buhari, de 76 años y líder del gobernante Congreso de Todos los Progresistas (APC), depositó su voto a primera hora de la mañana en su ciudad, Daura, en el noroeste del país.

"Me voy a felicitar a mí mismo", dijo el mandatario a los medios en su colegio electoral, tras ser consultado sobre si felicitaría al ganador de los comicios.

El presidente se mostró satisfecho con el desarrollo de las elecciones, que en realidad debían haberse celebrado el pasado 16 de febrero pero fueron pospuestas por sorpresa por motivos logísticos a solo cinco horas de la apertura de los colegios.

Abubakar –de 72 años y al frente del Partido Democrático Popular (PDP)– votó en la localidad de Yola, en el estado de Adamawa (noreste). "Espero una transición exitosa", dijo optimista a la prensa. Cuando se le preguntó, al igual que a Buhari, si felicitaría a otro ganador, Abubakar respondió: "Soy un demócrata".

La votación también transcurre con normalidad en la capital económica del país, Lagos (suroeste). La situación más complicada se vive en la parte noreste, en los estados de Borno y Yobe, por los intentos de disrupción de Boko Haram.

La votación tuvo que retrasarse hasta la tarde en la zona de localidad de Geidam (Yobe) debido a que el grupo yihadista lanzó una serie de ataques que fueron repelidos por las fuerzas de seguridad, según declaraciones de testigos recogidas por la televisión estatal NTA.

En el vecino Borno, los terroristas trataron de infiltrarse en la capital de la zona, Maiduguri, donde se oyeron tiroteos y explosiones dos horas antes de la apertura de los colegios.

También fueron exitosamente expulsados, según confirmó la Policía local con un comunicado de su portavoz, Edet Okon. El gobernador de Borno, Kashim Shettima, confirmó que tras la operación los electores pueden acudir a votar y dijo: "no van a impedirnos vivir nuestras vidas normales".

Nigeria es la nación más poblada de África y la primera economía del continente y en esta jornada renovará también el Senado y la Cámara de Representantes (Cámara Baja). Se espera que este sábado acudan a las urnas más de 73 millones de nigerianos preacreditados con su cartilla de votante, dentro de un censo electoral total de 84 millones.

Más noticias de Internacional