Público
Público
Únete a nosotros

NSO Group WhatsApp demanda a una empresa israelí por hackear la aplicación para espiar a periodistas y activistas

El servicio de mensajería ha indicado que durante un periodo de 14 días más de 1.400 dispositivos fueron atacados en 20 países por la empresa NSO Group.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Una mujer habla por teléfono frente al edificio de la empresa de espionaje israelí NSO Group en Herzliya, cerca de Tel Aviv. / AFP

La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp ha presentado este martes una demanda ante un tribunal de California, en Estados Unidos, contra la empresa israelí NSO Group por presuntamente hackear su servicio para espiar a más de un centenar de periodistas y activistas defensores de los Derechos Humanos

WhatsApp ha indicado que detectó entre los pasados meses de abril y mayo un nuevo y sofisticado tipo de ciberataque utilizando los servicios de vídeollamada de la aplicación. 

La empresa exporta material de espionaje a gobiernos represivos que lo utilizan para perseguir a activistas de derechos humanos

Una vez que sonaba el teléfono se transmitía de forma secreta un programa maligno para infectar el teléfono del objetivo con un sistema de espionaje, según ha informado el presidente de WhatsApp, Will Cathcart. El servicio de mensajería ha indicado que durante un periodo de 14 días más de 1.400 dispositivos fueron atacados en 20 países. 

La demanda incluye una petición de bloqueo de la empresa para impedir que ésta no pueda utilizar el sistema de WhatsApp, así como los de la compañía Facebook. Asimismo, ha pedido a los gobiernos y compañías a poner en marcha medidas para proteger a los usuarios de ataques similares. 

"Ahora estamos buscando llevar a NSO ante la Justicia bajo las leyes estadounidenses, incluida la ley de Fraude y Abuso Cibernético", ha manifestado Cathcart. La empresa acusada, por su parte, ha negado estar relacionada con los ataques."

El secretismo es uno de los pilares de NSO

NSO Group Technologies es una empresa de espionaje fundada en 2010. En mayo de este año Amnistía Internacional pidió al ministerio de Defensa que retirara la licencia de exportacion de la empresa por portar material de espionaje a gobiernos represivos que lo utilizan para perseguir a activistas de derechos humanos. 

El secretismo es uno de los pilares de NSO, pero aunque jamás revela el nombre o la calidad de sus clientes, sí que da cuenta detallada de cada contrato de venta de sus productos al ministerio de Defensa.