Público
Público

Obama adopta una táctica de más firmeza con China

El presidente chino, Hu Jintao, emprende una visita oficial de cuatro días a EEUU

ANTONIO LAFUENTE

El presidente estadounidense, Barack Obama, y el chino, Hu Jintao, han preparado con sumo cuidado la visita de cuatro días que el líder chino comenzó anoche en Washington, calificada por algunos analistas como la más importante de los últimos 30 años, después de que las relaciones entre ambos países se hayan deteriorado, especialmente en el último año.

Los dos mandatarios tienen muy claro lo que quieren del otro y, para que no haya sorpresas, lo han hecho saber en los últimos 15 días. Así, el secretario de Defensa, Robert Gates, ha afirmado que Estados Unidos debe contrarrestar el creciente poderío militar de China en el Pacífico aumentando su gasto en armas, aviones y tecnología. Por su parte, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ha pedido a China que tome las medidas que hagan falta para revalorizar el yuan. Y, finalmente, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha criticado abiertamente las violaciones de los derechos humanos en el país asiático, que mantiene encarcelado, entre otras muchas personas, al Nobel de la Paz, el activista prodemocracia Liu Xiaobo.

Washington quiere que Pekín tome medidas para revalorizar el yuan

Periódicos como el New York Times y el Washington Post han visto en esas declaraciones un cambio en la estrategia de Washington hacia Pekín; un cambio que ha supuesto pasar de la contemporización a la firmeza debido tanto a la insatisfacción de Obama por no obtener lo que espera de Hu, como a la imagen que ambos países están presentando al mundo: la de un EEUU en declive y la de una China en alza.

Pero Washington no es el único que tiene estrategias y reclamaciones y así lo ha expuesto el número dos de la diplomacia china, Cui Tiankai, para quien "la creciente fortaleza de China y su presencia en el mundo es una realidad" por lo que "EEUU debe respetar y entender los intereses de China de igual forma que China respeta y entiende los intereses norteamericanos".

China pretende que Estados Unidos deje de vender armas a Taiwán

Entre esos intereses chinos figuran, por cierto, prácticamente los mismos de Washington. Por ejemplo, en lo económico, China quiere que las cantidades ingentes de deuda norteamericana que tiene en sus manos sean seguras. Aunque, en lo militar, Pekín exige que EEUU deje de vender armas a Taiwán.

Más noticias de Internacional