Público
Público

Obama: "Las armas químicas de Siria amenazan a Estados Unidos"

EEUU acusa formalmente a Al Asad del ataque, que dejó, según sus informes, 1.429 muertos, entre ellos 426 niños. Kerry asegura que saben 'desde dónde y a qué hora se lanzaron los cohetes'. El secretario de

PÚBLICO / AGENCIAS

EEUU lo tiene más que claro. El régimen sirio de Bashar al Asad fue, 'sin ningún género de duda', el responsable del ataque químico del pasado día 21. El secretario de Estado, John Kerry, salió ante la prensa para desvelar parte de la información que la Inteligencia estadounidense dice que maneja y que según la cual Damasco ha empleado en numerosas ocasiones armas químicas, la última la semana pasada. 'Sabemos que el régimen de Bashar al Asad tiene el programa de armas químicas más grande de Oriente Medio y sabemos que las ha utilizado contra su propia gente', enfatizó el jefe de la diplomacia estadounidense, que acusó al 'matón y asesino' Al Asad de cometer 'crímenes contra la humanidad'.

'Las armas químicas usadas en Siria amenazan la seguridad nacional de Estados' y de aliados como Israel, Turquía y Jordania, dijo por su parte el presidente Barack Obama en una breve intervención posterior a la realizada por Kerry. El mandatario aseguró que aún no ha tomado una decisión pero confirmó que está considerando una acción militar 'limitada', que no implicaría ni un compromiso bélico a largo plazo ni el envío de tropas.

'No podemos aceptar un mundo en el que mujeres, niños y civiles inocentes son gaseados', subrayó. 'El mundo tiene la obligación de asegurarse de que respetamos las normas contra el uso de armas químicas', continuó el presidente, que afirmó que hubiera preferido una acción 'multilateral', en alusión al rechazo del Parlamento británico a la participación del Reino Unido en una intervención militar, y al bloqueo que se registra en la ONU. 'No queremos que el mundo se paralice. Muchos piensan que se debería hacer algo, pero nadie quiere hacerlo', concluyó Obama.

Obama: 'No queremos que el mundo se paralice. Muchos piensan que se debería hacer algo, pero nadie quiere hacerlo'

Los bombardeos, según el informe de EEUU, dejaron 1.429 muertos, 'entre ellos, al menos 426 niños'. 'Sabemos desde dónde y a qué hora se lanzaron los cohetes, que salieron desde zonas controladas por el régimen sirio', indicó Kerry, que aseguró que disponen de pruebas 'claras y convincentes' de la responsabilidad de Damasco en el ataque químico.

Esas pruebas, que obvian la investigación que los inspectores de la ONU han realizado sobre el terreno -'la información de Naciones Unidas no dirá quién ha utilizado este tipo de armas', dijo Kerry- son la justificación de Washington para atacar Siria. Kerry manifestó que las conclusiones de los expertos no aportarán ningún dato adicional, ya que la información que baraja Estados Unidos procede, según el secretario de Estado, de altas fuentes de seguridad en el seno del régimen de Al Asad. Kerry recordó, además, que dado el 'obstruccionismo de Rusia' para actuar con el mandato del Consejo de Seguridad, está claro que 'Naciones Unidas no puede unir al mundo para actuar'

Según estas informaciones clasificadas, el Ejército sirio tardó tres días en preparar el ataque de Damasco, en el cual se emplearon varios cohetes con material neurotóxico. Posteriormente, el régimen bombardeó el lugar para eliminar cualquier tipo de prueba. 'En los tres días previos al ataque', dice el informe , 'hemos recogido datos de inteligencia a partir de fuentes humanas y geoespaciales que revelan actividades del régimen asociadas a la preparación de un ataque con armas químicas'.

Kerry alega que la investigación de la ONU no aportará ningún dato que EEUU no conozca

Kerry no desveló tampoco los planes de Obama, aunque dejó claro que el mandatario 'tomará su decisión según su propia agenda, y según sus propios valores e intereses', en referencia a la negativa de aliados como Reino Unido a participar en la operación militar. No obstante, Kerry recordó que 'Estados Unidos no está solo a la hora de hacer algo' y citó que su plan con el apoyo de países como Turquía y Francia, así como con el respaldo de la Liga Árabe. 

Es evidente que en la Casa Blanca los fantasmas de la invasión de Irak en 2003 siguen presentes. Por ello, el secretario de Estado destacó que han 'revisado con cuidado' la información recogida. 'No repetiremos un Irak', argumentó. 'EEUU no volverá a justificar una campaña militar basándose en falsos datos de inteligencia. Siria no se parecerá a Afganistán ni a Irak porque no desembocará en el despliegue de soldados en territorio sirio', indicó.

'Necesitamos preguntarnos sobre el riesgo de no hacer nada', advirtió Kerry, quien aseguró que Obama sabe que la decisión 'tendrá grandes consecuencias' y es importante para la seguridad nacional. En este sentido, el secretario de Estado recordó que la intervención militar será un mensaje para otros que se plantean el uso de armas de destrucción masiva, como la milicia libanesa Hizbulá o Corea del Norte. 'Sabemos que los estadounidenses están cansados de la guerra, yo también, pero esa fatiga no nos exime de nuestra responsabilidad... La historia nos juzgará si damos la espalda', concluyó.

Según el informe de EEUU, el ataque químico comenzó a las 02.30 horas de la mañana del 21 de agosto. Afectó a al menos 12 puntos diferentes de la ciudad: los cinco barrios citados más las zonas de Al Mulayah, Duma, Irbin, Siqba, Jisrayn, Hammurah y Zamalka. El documento se remite a los datos recabados el pasado fin de semana por la organización Médicos sin Fronteras que, citando fuentes médicas sirias, declaró que más de 3.000 personas fueron atendidas poco después del ataque con síntomas concordantes con los de un ataque químico.

Pero además de estos datos, Estados Unidos aseguró haber interceptado 'comunicaciones que involucran a altos mandos sirios íntimamente relacionados con el ataque que confirman no solo el uso de armas químicas en el ataque de Damasco, sino que expresan preocupación ante los posibles hallazgos que pudiera descubrir el equipo de investigación de Naciones Unidas presente en el país'.

En el sumario de dicho informe, Estados Unidos considera 'altamente improbable' que los rebeldes fueran los responsables del mencionado ataque ya que, según los datos recabados, la oposición armada a 'no ha empleado armas químicas' hasta donde los servicios de Inteligencia tienen conocimiento.

El texto, que no ha sido divulgado en su totalidad por motivos de seguridad, cita como fuentes de información adicionales a testigos, personal médico, inteligencia geoespacial y videos en redes sociales, que señalan 'con alto grado de credibilidad' al régimen, y en último término a Al Asad, como responsable del ataque.

Más noticias de Internacional