Público
Público

Obama: "El mundo ha cambiado, es nuestro momento Sputnik"

El presidente de EEUU pide, durante el debate sobre el Estado de la Unión, seguir invirtiendo en innovación e investigación para conseguir salir de la crisis económica

PÚBLICO.ES

El presidente de EEUU, Barack Obama, utilizó el discurso sobre el Estado de la Unión para pedir de manera insistente a la clase política a luchar juntos para recortar la deuda pública y sobre todo, conseguir puestos de trabajo y éxito para los ciudadanos, "esto es lo que los estadounidenses quieren de nosotros", dijo.

Pero para ello, "debemos trabajar juntos", recalcó el presidente, consciente de haber perdido la mayoría hace pocas semanas en el Congreso en favor de los republicanos. "Tenemos que avanzar juntos , o no avanzaremos, insistió. "Porque los retos que tenemos por delante están por encima de los partidos y de la política".

Obama es consciente de que las decisiones políticas que ha tenido que tomar durante la crisis financiera, le han llevado a una pérdida de popularidad importante en todo el país. Algo impensable, hace dos años cuando ganó las elecciones convirtiéndose en el primer presidente negro que llegaba a la Casa Blanca. Y por eso no ha querido pasar de puntillas por "la peor recesión que muchos de nosotros hemos conocido".

El líder demócrata cree que esa crisis ha cambiado el mundo del trabajo para siempre, "Las industrias que antes necesitaban 1.000 empleados hoy hacen el mismo trabajo con 100 gracias a la revolución tecnológica" y puso como ejemplo la adaptación de países como China e India, que han comenzado a educar a los niños mucho antes y a hacer hincapié en las matemáticas y las ciencias. Hoy invierten en investigación y nuevas tecnologías".

Pero Obama advirtió que incluso con eso, EEUU seguía siendo la primera potencia mundial en eficiencia, desarrollo, empresas de éxito y en educación. Por tanto, según el presidente, esto debe ser la base del futuro desarrollo del país. Y aprendida la lección, "ahora nos toca a nosotros innovar, construir y educar más que el resto". 

Los buenos propósitos y palabras tienen que tener un fundamento político y Obama se sirvió de un ejemplo concreto, como la carrera espacial, para comenzar a exponer su proyecto.

"Hace medio siglo, cuando los soviéticos nos ganaron en el espacio con el lanzamiento del satélite Sputnik, no teníamos ni idea de cómo llegaríamos antes que ellos a la Luna. La ciencia no estaba ni siquiera cerca. La NASA no existía. Pero invertimos en investigación y educación y no sólo pasamos a los soviéticos, desencadenamos una ola de innovación que sirvió para crear millones de industrias y nuevos puestos de trabajo. Este es el momento Sputnik de nuestra generación", dijo Obama.

Obama anunció que en "unas semanas" pasará al Congreso un presupuesto con una serie de medidas destinadas a invertir en tecnología. "Invertiremos en investigación biomédica, tecnología de la información y, sobre todo, en energías renovables". Porque "esto es lo que hacemos los estadounidenses desde hace 200 años, reinventarnos".

Con esta afirmación vino el primer compromiso serio de la noche: que en 2035 el 80% de la electricidad que se consume en EEUU proceda de energías limpias. Obama no se mojó en si se invertirá en centrales nucleares o en plantas eólicas y solares, pero una vez más llamó a "demócratas y republicanos" a decidirlo juntos.

En cuanto a la educación, Obama anunció la creación de 100.000 nuevos puestos de empleo para profesores en áreas técnicas y también anunció un plan de desgravación fiscal para aquellas familias cuyos hijos vayan a la Universidad: 10.000 dólares por cuatro años de educación superior.

Después fue el momento de las infraestructuras, algo en lo que Obama reconocióhaber dejado de ser los primeros. El presidente se comprometió a que el 80% de los ciudadanos tengan acceso a la alta velocidad por tren en 25 años, y a que en los próximos 5, las telecomunicaciones estén preparadas para que el 98% de los estadounidenses disfruten de una red Wifi de alta velocidad.

Invirtiendo en infraestructuras, tecnologias y educación sentará las bases de la aparición de nuevas empresas y por eso pidió a los dos bandos políticos que hagan un esfuerzo por "reducir el impuesto de sociedades por primera vez en 25 años". Esto permitiría a EEUU "duplicar nuestras exportaciones de aquí a 2014" y aumentar los puestos de trabajo. 

Pero para invertir, Obama necesita cuidar el presupuesto y consciente de ello amplió otros dos años (de tres a cinco) la congelación de los gastos no obligatorios. Según Obama, esto contribuye al ahorro de 400.000 millones de dólares, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que el déficit presupuestario del país ronda los 1,3 billones de dólares y la deuda pública es de 14.

Sin embargo, como era de esperar, el único departamento que no sufrirá el impacto de los recortes será Defensa. Obama realizó un discurso prolongado de alabanzas a los militares en Irak y Afganistán, donde según él "gracias a nuestros heroicos militares y civiles, cada vez hay menos afganos bajo control de la insurgencia" y aseguró que se está trabajando duro para traer a las tropas a casa.

Se centró después en el terrorismo, advirtiendo de que Al Qaeda no ha tenido una presión en Pakistán mayor que ahora desde 2001, que harán cumplir a Irán con las sanciones de la ONU y impedirán desarrollar armamento nuclear, y dando la bienvenida a acuerdos con Europa, Rusia e India en materia de Defensa.

Obama, que había comenzado su discurso recordando a las víctimas de Tucson, lo cerró diciendo que "la idea de Estados Unidos perdura. Nuestro destino sigue siendo neustra elección. Y esta noche, más de dos siglos después, gracias a nuestra gente, nuestro futuro está lleno de esperanza, nuestro viaje continúa y el estado de nuestra unión es fuerte".

Más noticias de Internacional