Público
Público

Obama propone a Rusia reducir un tercio sus arsenales nucleares

El presidente de EEUU pronuncia un discurso en Berlín ante la Puerta de Brandeburgo. Putin contesta y se opone a "reducir la eficacia" de su fuerza atómica

PÚBLICO / AGENCIAS

Barack Obama se ha comprometido en su esperado discurso ante la Puerta de Brandeburgo de Berlín a reducir a un tercio su arsenal nuclear, mientras Rusia haga lo mismo. El anuncio, que había sido avanzado por The New Yor Times, va acompañado de una propuesta para celebrar dos cumbres centradas en la seguridad nuclear e iniciar unas negociaciones con Moscú, a quien ha pedido un recorte similar de sus armas nucleares para "avanzar más allá de las posturas de la Guerra Fría".

El presidente de EEUU quiere rebajar el número de cabezas atómicas estratégicas de las dos mayores potencias nucleares de las actuales 1.550 -el límite fijado en su último acuerdo bilateral al respecto- a algo más de 1.000 unidades. La reducción necesita un nuevo acuerdo con Rusia, la otra gran potencia atómica -entre los dos países acumulan 16.200 armas nucleares- para lo que se requeriría una cumbre nuclear.

"Después de una extensiva revisión he decidido que podemos garantizar la seguridad de Estados Unidos y nuestros aliados y mantener una estrategia disuasiva fuerte y creíble al tiempo que reducimos nuestras armas nucleares estratégicamente desplegadas en hasta un tercio", sostuvo. "Tengo la intención de buscar reducciones negociadas con Rusia", agregó.

Rusia cuenta con muchas más armas nucleares de las denominadas tácticas que EEUU y Europa, y por el momento se ha mostrado reacia a aceptar reducciones. Algo que, tras escuchar el discurso de Obama, Vladimir Putin, el presidente ruso, se ha encargado de recordar. "No podemos permitir que se altere el equilibrio del sistema de disuasión estratégica o que se reduzca la eficacia de nuestras fuerzas nucleares", afirmó el mandatario citado por las agencias locales.

The New Yor Times había avanzado también, citando a un alto funcionario estadounidense, que Obama propondrá también intensificar la cooperación con la OTAN para lograr reducciones significativas en armas nucleares tácticas que no están incluidas por el tratado de desarme entre Moscú y Washington. Además, en 2016, Obama quiere, según explicó ante la Puerta de Brandeburgo, convocar otra cumbre para "crear un marco internacional para el uso pacífico de la energía nuclear y mantener dentro de ciertos límites las ambiciones de Corea del Norte e Irán".

El presidente estadounidense, que llega a la capital alemana cinco décadas después de la visita a un Berlín dividido del presidente John F. Kennedy, destacó en su discurso que "las amenazas de hoy no son las mismas que hace un siglo". Ante un auditorio de 4.000 invitados en un día sofocante, Obama abogó por mantener el "espíritu de Berlín" e hizo un llamamiento a luchar por "la paz y la justicia" en todo el mundo.

"El Muro pertenece a la historia, pero tenemos historia por hacer", proclamó Obama en su discurso ante la Puerta de Brandeburgo en la primera visita oficial a Alemania desde que llegó a la Casa Blanca. "En Berlín, tenemos el ejemplo de la guerra y la lucha por la paz", destacó al señalar que el desaparecido Muro de Berlín, que dividió durante décadas las dos Alemanias, "pertenece a la historia, pero nosotros tenemos a la historia". Obama pidió "tender la mano a aquellos que buscan la libertad en otros países". "Este es el espíritu de Berlín".

El presidente de EEUU instó a Occidente y a su propio país a abandonar el "estado mental de guerra perpetua" contra el terrorismo, y reiteró su compromiso de "cerrar" Guantánamo, equilibrar seguridad nacional y privacidad, y controlar el uso de "drones" (aviones no tripulados). Destacó que durante su administración se ha terminado la guerra de Irak, que el conflicto en Afganistán está "cerca" de concluir y que el Osama bin Laden "ya no está".

Según los últimos datos publicados en pasado 3 de junio por el Instituto Internacional de estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), los arsenales de EEUU y Rusia reunían al comenzar el año alrededor de 16.200 armas nucleares, de las cuales casi 4.000 están operativas. Estados Unidos dispone de unas 2.150 cabezas nucleares desplegadas (situadas en misiles o en bases con fuerzas operacionales) y otras 5.550 que no están operativas, lo que suma 7.700 armas atómicas, trescientas menos de las que acumulaba al comenzar 2012. Rusia, según el SIPRI, tiene unas 1.800 cabezas nucleares operativas y otras 6.700 sin desplegar, lo que eleva su arsenal a 8.500 armas nucleares, frente a las 10.000 de 2012.

Aunque el armamento nuclear de las dos principales potencias atómicas se ha reducido, debido a la retirada de armas obsoletas, desde alrededor de 18.000 armas en enero de 2012 hasta las 16.200 actuales, el número de cabezas nucleares desplegadas permanece invariable. El informe del SIPRI estima que en el mundo hay un total de 17.265 armas nucleares, de las cuales 4.400 están operativas (además de las de Rusia y EEUU el resto corresponden a Francia, con 290 cabezas nucleares desplegadas; y el Reino Unido, con 160). Los otros países con armas nucleares son China, India, Pakistán e Israel. El informe de SIPRI señala la posibilidad de que Corea del Norte disponga de entre 6 y 8 cabezas nucleares.

El 8 de abril de 2010 Rusia y Estados Unidos firmaron el tratado START III, que establece que ambos países deben reducir en un plazo de siete años sus ojivas atómicas desplegadas hasta un máximo de 1.500, aunque el acuerdo no afecta a las cabezas nucleares almacenadas. Esta cifra supone una reducción respecto a la acordada entre los dos países cuando suscribieron en mayo de 2002 el Tratado sobre Reducciones Ofensivas Estratégicas, que limitaba a un margen de 1.700-2.200 las cabezas nucleares de ambos países a finales de 2012.

El tratado START III determina también que el número de misiles balísticos que transportan ojivas nucleares deberá ser recortado hasta un máximo de 800. Además, limita a 700 el número de misiles balísticos intercontinentales, misiles balísticos estratégicos en submarinos y aviones bombarderos estratégicos equipados con armamento nuclear que puede tener cada parte.

Más noticias de Internacional