Público
Público

Ofensiva de Europa, EEUU y Canadá frente al terrorismo yihadista

Se controlará A quienes viajen hacia escenarios de conflicto.. Extenderán el control al “uso desviado” de Internet para retirar contenidos ilícitos que fomenten el odio y lucharán contra la financiación del terrorismo y "el comercio ilegal de armas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los atentados de París marcarán un antes y un después de la colaboración occidental ante el terrorismo yihadista. Los ministros del Interior de la Unión han acordado este domingo una batería de medidas que pasan desde el control de los ciudadanos que viajen a zonas de conflicto a la lucha contra la financiación de los yihadistas, el tráfico “ilegal” de armas y hasta la supresión de contenidos fanáticos en Internet que realicen apología del odio o del terrorismo.

“El terrorismo nos afecta a todos, no hace distinciones entre naciones o continentes”, proclamó al término de la reunión el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, en una estudiada comparecencia junto a sus homólogos europeos, la mayoría de ellos vestidos con corbatas negras en señal de luto por los atentados de París de esta semana.

Los países más afectados por el terrorismo de Europa, además de Estados Unidos y Canadá, han "resuelto luchar juntos contra el terrorismo", anunció el titular francés, para defenderse frente a una amenaza común y “defender juntos nuestros valores”.

Los representantes de los Ejecutivos de Europa reclaman una mayor colaboración de Interpol y de la red judicial Eurojust frente a una “amenaza inédita que estamos sufriendo”, como define estos atentados de París Bernard Cazeneuve

La ofensiva en toda regla supondrá que los países afectados compartirán información para abordar “operaciones conjuntas de gran amplitud” frente al comercio ilegal de armas y cortar las vías de financiación del terrorismo islamista.

 

Control de viajeros

Los países se intercambiarán información sobre el desplazamiento del os europeos que viajen hacia Siria, Irak u otras zonas de combate del terrorismo islámico. Los controles deben aplicarse "en base a criterios objetivos" y dentro del respeto "de las libertades fundamentales", explicó el ministro.

Para ello, se “reforzará” el Derecho europeo en el control de los ciudadanos europeos que salen de la UE, respetando los derechos, con el fin de crear un Código de Viajero Europeo.

Los ministros pretenden acordar sistemas de trabajo de tal manera que las fuerzas de seguridad sigan a aquellos ciudadanos que viajan a escenarios donde se producen operaciones terroristas. Este sistema se utilizará además para “luchar contra otras formas graves de delitos”.

Los países de la Unión, EEUU y Canadá anuncian, además, que lucharán contra la financiación del terrorismo islamista y “el comercio ilegal de armas de fuego”, intensificando el intercambio “y llevando a cabo operaciones conjuntas de gran amplitud”.

Además, pretenden extender el control a Internet. El ministro francés expresó que se debe mantener que sea un “espacio libre de expresión, pero respetando escrupulosamente la ley”.

En concreto, lucharán contra el uso desviado que hacen las organizaciones religiosas para difundir sus mensajes de odio. Para ello, buscarán que todos los operadores de Internet y administradores de redes sociales retiren los “contenidos ilícitos”, en especial los que hagan apología del terrorismo.

También desarrollarán “mensajes positivos” con contenidos de fácil acceso y destinados a los jóvenes que pueden ser víctimas de los reclutadores yihadistas y evitar así su radicalización.

Los países europeos tienen la intención de revisar el Tratado de Schengen para mejorar y reforzar los controles en el paso de las fronteras exteriores de la Unión de aquellas personas que gozan del derecho a la libre circulación.

“La dimensión internacional de este fenómeno hace que tengamos que reforzar la colaboración” con el fin de controlar a quienes tengan origen en algún país miembro, tránsito o destino hacia las zonas de conflicto, explicó el ministro francés.