Público
Público

Una ONG acusa a Israel
de cometer abusos contra
menores palestinos detenidos

Human Rights Watch denuncia que las fuerzas de seguridad israelíes ejercen un "uso innecesario de la fuerza con gritos, amenazas y golpes" y tratan a los niños "de
una manera que traumatizaría y aterraría a un adulto".

Un agente israelí detiene a un niño palestino de 11 años. - MAJD GAITH / HRW

PÚBLICO / EFE

JERUSALÉN. - Las fuerzas de seguridad israelíes ejercen un uso excesivo de la fuerza y cometen abusos a menores palestinos durante su detención, ha denunciado la organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch (HRW). "Los niños palestinos son tratados de una manera que traumatizaría y aterraría a un adulto", aseguró Sari Bashi, directora para Israel y Palestina de la organización en un comunicado.

Mediante entrevistas, grabaciones e informes de abogados, HRW ha extraído material suficiente que revela por parte de las fuerzas israelíes "un uso innecesario de la fuerza durante el arresto y detención de los niños, en algunos casos golpeándoles y manteniéndoles en condiciones inseguras y abusivas", como la privación de alimentos o agua.

Asesores legales y diferentes ONG informaron a HRW de que fuerzas de seguridad israelíes como la Policía o el Ejército interrogan de manera rutinaria a los niños sin que sus padres estén presentes, violando la legislación local e internacional que dota a los menores de protección especial y que estipula que el arresto debe ser la última medida adoptar junto con la garantía de que el menor no debe ser forzado a declararse culpable. "Gritos, amenazas y golpes no son formas de tratar a un niño o tratar de obtener información de él por la policía", denuncia Bashi en el documento.

Aumento de las detenciones y de los abusos

El informe llama la atención sobre el aumento de estas detenciones y expresa preocupación ante un posible aumento de supuestos abusos, que algunos abogados defensores han calificado de "endémicos". Desde octubre, grupos como Defense for Children International-Palestine o Betselem, en base a cifras del Servicio de Prisiones israelí, apuntan un incremento del 150% de los menores arrestados por Israel con respecto al año anterior, al tiempo que también identifican un aumento de los ataques de menores palestinos contra civiles o fuerzas de seguridad israelíes.

La ONG para la defensa de los presos palestinos Adamir contabiliza en 406 los menores encerrados en cárceles israelíes a día de hoy, 108 de ellos con edades inferiores a los 16 años. "El aumento de los ataques de niños palestinos es preocupante. Pero las fuerzas de seguridad deben cumplir la ley y tratar a los niños detenidos con la humanidad y dignidad que merecen", pidió Bashi.

Por su parte, el portavoz de la Policía israelí Micky Rosenfeld tachó la información de "incorrecta y engañosa". "Los agentes sólo practican arrestos de sospechosos envueltos en ataques terroristas o delitos graves", dijo Rosenfeld y sostuvo que las investigaciones de los detenidos "son documentadas, escritas y controladas por oficiales de policía". Además, afirmó que los padres de los menores y sus abogados son informados de la detención de manera inmediata y declaró que todos los trámites "se hacen en coordinación y de acuerdo a los procedimientos estándar".