Público
Público

La ONU alerta de la situación humanitaria en el oeste del país

Seguidores del expresidente Gbagbo temen represalias y huyen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La situación humanitaria de cientos de miles de desplazados en el oeste de Costa de Marfil es 'alarmante', denunció hoy la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (Acnur), que señaló que se requiere de una 'reconciliación nacional' para que la gente pueda volver a sus casas. 'La falta de seguridad ha impedido llevar ayuda a muchas de las 200.000 personas que han sido desplazadas en el oeste del país por la violencia de los últimos meses. El personal médico también ha huido y, aunque los combates parecen haber cesado, las tensiones étnicas son muy fuertes', declaró el portavoz Andrej Mahecic.

En la ciudad de Duekoué, unas 27.000 personas están acogidas en una abarrotada misión católica, después de haber huido de sus pueblos situados a 40 kilómetros a la redonda, y esta semana cinco de estas personas murieron de malaria, dijo el portavoz.

'Los médicos huyen y las tensiones étnicas son fuertes2, denuncia Acnur

Acnur recibió en los últimos diez días informaciones sobre violaciones y maltratos físicos cometidos por hombres armados a lo largo de la carretera entre Duekoué y Bangolo. Muchas personas piden ser escoltadas para poder regresar a sus pueblos, mientras que otras familias quieren abandonar Duekoué para ir a otras áreas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy de que en el oeste del país africano la mayoría de los hospitales han sido saqueados o están cerrados. Y la situación no es mejor en la capital económica, Abiyán, donde 'sólo funcionan seis de los 13 hospitales existentes'.

Frente a esta situación, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, (Unicef) anunció hoy el envío de más de 60 toneladas de suministros médicos, nutricionales, educativos, agua y materiales de saneamiento. 'Los kits médicos que se envían permitirán que los profesionales de la sanidad puedan tratar a 40.000 pacientes en los próximos tres meses', afirma Unicef en un comunicado. El ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, solicitó hoy a los 'socios internacionales' de Francia que contribuyan económicamente para rescatar a Costa de Marfil, mientras que varias ONG pidieron apoyos para subsanar el 'enorme desastre humanitario' en la zona.

Francia solicita ayuda económica para rescatar a Costa de Marfil

Uno de los temas de mayor preocupación de las organizaciones internacionales son los desplazados y refugiados. Tras la detención del presidente saliente Laurent Gbagbo, el pasado lunes, y la toma del poder del mandatario electo, Alassane Ouattara, se incrementó en los últimos días la salida de refugiados hacia la vecina Liberia. La mayoría son marfileños de la etnia gueré, que eran seguidores del expresidente y por ello temen represalias. Con esta nueva oleada, ya son más de 150.000 los marfileños refugiados en Liberia, que se suman a otros 13.000 exiliados en otros países de África occidental.

Mientras, los abogados franceses de Gbagbo anunciaron el envío de una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para preguntarle si la detención de su cliente fue legal y denunciaron que está siendo torturado. '¿Bajo qué fundamento jurídico están arrestados Laurent Gbagbo, su esposa, su familia y sus colaboradores?', preguntan los letrados.