Público
Público

La ONU cifra en 9.000 los muertos en el conflicto sirio

El representante de la ONU pide al gobierno sirio "demostrar al pueblo que está listo para el cese de la violencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siria sigue metida de lleno en el conflicto que ha sacudido el país a lo largo del último año, aunque se siguen explorando diferentes caminos diplomáticos por parte de la Comunidad Internacional. El número de muertos asciende ya hasta los 9.000, según ha informado hoy el coordinador de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry.

Serry ha pedido al gobierno sirio que dé 'pasos inmediatos', tras la aceptación por parte de Al Asad de los seis puntos propuestos por el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan. 'El Gobierno sirio debe actuar acorde a sus compromisos y demostrar al pueblo que está listo para el cese de la violencia y el inicio de un diálogo político', ha asegurado Serry.

Serry ha pedido al gobierno sirio que dé 'pasos inmediatos'

Sin embargo, los esfuerzos diplomáticos parecen haber contentado a Rusia, hasta ahora reticente con las diferentes iniciativas presentadas en el Consejo de Seguridad de la ONU, y ha manifestado que Kofi Annan tiene 'muchas posibilidades de éxito' si las autoridades y la oposición de dicho país adoptan un alto el fuego inmediato. Aunque lamentan que las declaraciones de la oposición, según Lukashévich, diplomático ruso, 'no dan la sensación de que pronto pueda entablarse un diálogo'.

Mientras los esfuerzos diplomáticos se suceden en el exterior, el canal de televisión estatal sirio ha mostrado imágenes de Al Asad visitando el barrio de Baba Amr, en la ciudad de Homs, que ha sido uno de los más golpeados por los bombardeos y combates entre rebeldes y fuerzas del régimen.

El presidente sirio ha visitado el barrio más castigado durante los últimos meses

El canal ha difundido imágenes en las que se ve Al Asad en las que se ve al presidente sirio mientras camina por una calle de Baba Amr, observa algunos edificios destruidos y saluda a varios habitantes del barrio. Al Asad se comprometió delante de varios vecinos a que 'la vida vuelva a la normalidad en el barrio', mientras estos le gritaban 'Estamos contigo hasta la muerte' o 'Dios, Siria, Bachar y nada más'.

Según la televisión, el presidente sirio inspeccionó la situación de las fuerzas gubernamentales desplegadas en este barrio, que volvió a ser controlado por el régimen el 1 de marzo, después de casi un mes de bombardeos y dos días de ofensiva terrestre. El rebelde Ejército Libre Sirio alegó entonces 'una retirada táctica' de sus fuerzas para dispersarse en otras localidades y barrios cercanos.

La responsable de Asuntos Humanitarios de la ONU, Valerie Amos, visitó una semana después Baba Amr, y se encontró con un barrio prácticamente desierto después de que sus habitantes lo 'hubiesen abandonado o hubiesen huido', según declaró.