Público
Público

Operación contra el islamismo radical en Francia con 19 detenidos

Los arrestos están relacionados con el grupo yihadista "Forsane Alizza" y sin conexión con Mohamed Merah

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta madrugada la policía francesa ha llevado a cabo una operación antiterrorista en la que ha detenido a 19 personas relacionadas con medios islamistas, sobre todo en Toulouse y Nantes. Esta operación tiene lugar una semana después de que Mohamed Merah cometiera sus crímenes y terminara siendo abatido.

Fuentes policiales citadas por la televisión BFMTV indicaron, sin embargo, que los arrestos no tienen relación directa con Merah, autor confeso de siete crímenes y muerto por la policía el pasado día 22 tras haber permanecido acorralado en su domicilio durante más de 30 horas.

La operación, dirigida por los servicios de espionaje y que contó con agentes especiales del cuerpo de elite RAID, tiene como objetivo desmantelar ciertos grupos islamistas radicales del país.

El ministro del Interior, Claude Guéant, precisó sobre los detenidos que 'son personas que en internet afirman ser muyahidines y dicen tener una ideología extremista radical, una ideología de combate', y agregó que han tenido 'un entrenamiento de carácter paramilitar'. 

La mayoría de los arrestos sucedieron en Toulouse y en Nantes, aunque también hubo detenciones en la región de París, Lyon y Marsella. 

El diario Le Figaro indica en su página web que los arrestos están relacionados con el grupo yihadista 'Forsane Alizza', conocidos también como 'Los caballeros del orgullo', disuelto por el Ministerio del Interior el pasado 29 de febrero.

Entre los detenidos se encuentra Mohamed Achamlane, antiguo líder de 'Forsane Alizza'. En el domicilio donde ha sido apresado se han hallado armas. El corazón de esta organización, que las autoridades francesas sospechan que organizaba el reclutamiento de militantes islamistas radicales, estaba en Nantes, al noroeste del país.

En un primer momento, los investigadores habían vinculado a Merah con este grupúsculo, pero en el transcurso de la investigación la relación fue descartada.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, confirmó en declaraciones a la radio Europe 1 que el número concreto de arrestos son 19 y que se han requisado armas, en particular 'kalashnikov', y aseguró que este tipo de operaciones va a continuar.

'Lo que ha ocurrido esta mañana va a continuar, habrá otras operaciones, que entre otras cosas nos permitirán expulsar a gente que no tiene nada que hacer' en Francia, dijo el presidente, que señaló que la prioridad es 'garantizar la seguridad de los franceses'.

Sarkozy señaló que la operación 'está vinculada a una forma de islamismo radical' y que se produce tras 'el traumatismo' provocado en la sociedad francesa por los crímenes de Merah que, dijo, 'es un poco como el de los atentados de Nueva York y Washington en 2001'.

'Esas personas no tienen nada que hacer en nuestro territorio', indicó el presidente, que mostró su intención de 'expulsar' a los islamistas radicales. 

El presidente también relacionó los atentados de Toulouse y Montauban con la prohibición de entrada de predicadores radicales en el país. 

Tras las matanzas de Merah, Sarkozy anunció una ofensiva contra el islamismo radical y ordenó investigar a fondo las conexiones del 'asesino de Toulouse' con otros terroristas.

La operación contra medios islámicos se produce un día después de que Mohamed Merah fuera enterrado en un cementerio de las afueras de Toulouse, tras la negativa de las autoridades argelinas a recibir el cadáver, tal y como había solicitado su padre, que reside en ese país. 

Los investigadores se centran ahora en determinar si Merah contó con cómplices para cometer sus crímenes. Abdelkader Merah, hermano mayor del asesino confeso, se encuentra arrestado y acusado de complicidad en sus crímenes.