Público
Público

La organización entre los mineros, clave para su supervivencia

Racionaron la comida, excavaron pozos de agua, buscaron sitios frescos y obtuvieron luz de baterías de coches atrapados en el derrumbe

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

La organización y la rutina de actividades llevada a cabo por los 33 mineros chilenos atrapados es lo que les ha permitió sobrevivir durante los 17 días que se tardó en contactar con ellos, según informaron integrantes de los equipos de rescate que se comunicaron con los trabajadores.

A las órdenes de Luis Urzúa, el jefe de turno de 54 años, los atrapados racionaron la comida, consistente en atún, melocotón en conserva, galletas y leche; y lograron hacer una excavación para extraer agua. Otra clave fue que, tras detectar que la zona donde se encontraba el refugio contaba con poca ventilación, los mineros se movieron y se ubicaron en lugares con menor temperatura y, por tanto, con mejor calidad del aire.

'Pensábamos que nos encontraríamos con un grupo más bien obnubiado, con pérdida de capacidad de conciencia, lenta reacción y baja capacidad auditiva y visual', dijo a los periodistas el psicólogo coordinador, Alberto Iturra, sorprendido ante la capacidad para desarrollar estrategias que los mineros han demostrado.

Además, los mineros establecieron turnos de vigilancia ante la posibilidad de nuevos derrumbes y obtuvieron luz para sus cascos de las baterías de varios vehículos que quedaron también atrapados el pasado 5 de agosto.

Los 33 trabajadores, que en todo momento se mantuvieron ocupados en labores de limpieza u otras tareas, 'usaron su experiencia para acceder a energía, alimentación y procurar tener el bienestar que necesitaban', dijo el coordinador de las maniobras de rescate, Manuel Fortt. Andrés Sougarret, responsable de las perforaciones efectuadas para llegar a ellos, también se mostró sorprendido porque al ser contactados, los mineros mostraron 'mucho conocimiento, noción del tiempo, el día y la hora que era. La verdad es que la condición de ellos es óptima', comentó.

Mientras, en la superficie, familiares y amigos de los atrapados escriben cartas que son enviadas al subsuelo por el conducto excavado por la sonda que el pasado domingo permitió verificar que los trabajadores estaban vivos. Las cartas son revisadas previamente por especialistas para que ninguna misiva altere el estado de ánimo de los trabajadores, que serán preparados de forma paulatina para esperar varios meses en la profundidad de la mina antes de ser rescatados.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, confirmó que el rescate de los 33 obreros tardará varios meses e indicó que podrán estar con sus familias 'en Navidad y Año Nuevo'. 'Probablemente no van a estar con nosotros en la superficie para el bicentenario, pero sí van a estar con nosotros para la Navidad y el Año Nuevo', señaló el mandatario.

Ya los expertos habían adelantado que la tarea de llevar a los mineros a la superficie, desde los casi 700 metros en que se encuentran en la mina San José, podría tardar unos 120 días.  Una tarea para la que, según informó el ministro de Saud, Jaime Mañalich, recibirán el apoyo de los expertos de la Nasa, quienes diseñarán un plan para mantener a salvo a los mineros durante los meses que pasarán atrapados. 

Además, y según informa el diario chileno La Tercera , el proceso para sacar a los mineros a la superficie será 'delicado', ya que no existen antecedentes de un caso parecido en la historia. Los obreros tendrán que ser evacuados uno por uno, encerrados en jaulas y a través de un proceso mecánico. 'Los mineros probablemente saldrán con los ojos vendados', dijo el gerente de minería subterránea de Codelco, Fidel Báez, quien explicó que la tarea podría llevar una hora por trabajador y alrededor de una semana en total. 

Este martes los encargados del rescate proceden a instalar la maquinaria que debe excavar un conducto de cerca de 70 centímetros de diámetro por el que serán rescatados los trabajadores .