Público
Público

Afganistán Pequeñas explosiones y críticas de observadores internacionales en los comicios de Afganistán

Las elecciones llegan con tres años de retraso y los resultados definitivos se publicarán el 20 de diciembre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, votando. EFE

Varias explosiones de pequeña intensidad se produjeron hoy en Kabul, sin que se conozca si se han producido víctimas, durante unas elecciones parlamentarias afganas que los talibanes insisten en boicotear con renovadas amenazas y ataques.

"Se han producido una pocas explosiones en Kabul, sobre todo IED (artefactos explosivos improvisados), pero aún no hay información sobre posibles víctimas", afirmó a Efe el portavoz de la Policía capitalina, Basir Mujahid.

Para garantizar la seguridad en los comicios, el Gobierno afgano desplegó en todo el país 70.000 soldados y policías, según reveló hoy en una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Interior, Najib Danish, lo que supone un incremento de 16.000 efectivos respecto al anuncio hecho hace unos días.

Los resultados provisionales serán anunciados el 10 de noviembre y los definitivos el 20 de diciembre, según la comisión electoral, aunque las elecciones han sido retrasadas en dos de las 34 provincias.

Observadores criticaron que en varios colegios electorales en Kabul la votación comenzó con hasta tres horas de retraso

Observadores de algunos candidatos en las elecciones parlamentarias hoy en Afganistán criticaron que en varios colegios electorales en Kabul la votación comenzó con hasta tres horas de retraso por problemas técnicos y ciertas irregularidades, generando la espera de cientos de ciudadanos frente a los centros.

"La gestión es muy floja, vine a las 07.00 horas pero el lugar no lo abrieron hasta las 09.00 horas", dijo Yahya Tanin, observador de uno de los candidatos en un colegio electoral en el área capitalina de Taimani, que criticó que no había "nadie para atender sus quejas".

Mientras tanto, los talibanes recordaron hoy a la población que "los centros electorales del enemigo en todo el país están bajo ataque" de los insurgentes, por lo que pidieron a los ciudadanos que no participen en este "falso proceso" si "desean salvar sus vidas", aseguró en un comunicado el portavoz talibán, Zabihullah Mujahid.

Los talibanes intentan boicotear las elecciones

"El proceso electoral del enemigo ha fracasado. Hasta ahora hemos llevado a cabo 166 ataques y el proceso ha sido interrumpido", sentenció el portavoz, que aseguró que "decenas de centros electorales fueron destruidos o no abrieron".

Estas elecciones llegan con tres años de retraso

De acuerdo con algunas cuentas oficiales de los talibanes en Twitter, los insurgentes perpetraron hoy ataques en al menos 20 de las 34 provincias afganas.

Previstas inicialmente para el verano de 2015 pero retrasadas a causa de la precaria situación de seguridad, la inestabilidad política y los problemas financieros, las elecciones son vistas como una prueba para la frágil democracia afgana y como un test antes de los comicios presidenciales previstos para abril de 2019.

La observadora de otro candidato, Nazila Neromand, aseguró a Efe que las fuerzas de seguridad le impidieron filmar con su teléfono móvil las irregularidades en el interior de los centros.

A pesar de los inconvenientes, algunos votantes que depositaron sus papeletas se mostraron exultantes por el cambio que estas elecciones, que llegan con tres años de retraso y en las que se deberán elegir a 250 diputados, supondrá para el futuro del país.

Previstas inicialmente para el verano de 2015 pero retrasadas a causa de la precaria situación de seguridad, la inestabilidad política y los problemas financieros, las elecciones son vistas como una prueba para la frágil democracia afgana y como un test antes de los comicios presidenciales previstos para abril de 2019.