Público
Público

La OTAN no ve posible una "solución militar" en Libia

El secretario general de la Alianza cree que la ONU tendrá que "buscar una salida política". Las fuerzas de Gadafi atacan Ajdabiya y Misurata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas de Muamar Gadafi retomaron su acoso a los rebeldes en el este y el oeste de Libia, acrecentando el pesimismo en el seno de la OTAN, que ya admite abiertamente que será imposible poner fin a la crisis libia mediante las armas.

En el frente este, las tropas leales a Gadafi bombardearon con artillería la ciudad de Ajdabiya. Mientras, en el oeste del país, la Cruz Roja logró hacer llegar ayuda médica a la ciudad de Misurata, donde los insurgentes y las tropas del régimen llevan varias semanas disputándose el control de la localidad.

La ciudad de Ajdabiya marca la línea del frente este. Desde ella, los rebeldes lanzan sus ataques contra Brega, clave por su puerto petrolífero, y mantienen alejados a los gadafistas del bastión de Bengasi, la capital de la insurgencia.

Según la agencia Reuters, el bombardeo contra Ajdabiya duró aproximadamente una hora y además de artillería se pudo escuchar ruido de ametralladoras. La cadena Al Yazira informó que las tropas de Gadafi habían logrado conquistar algunos barrios de Ajdabiya.

'Estamos notando un cambio positivo en la OTAN', dicen los rebeldes

También se registraron combates en la ciudad de Misurata, donde los rebeldes afirmaron que los soldados de Gadafi habían matado a ocho insurgentes. La OTAN bombardeó posiciones de los gadafistas en las afueras de la ciudad y destrozó 15 tanques. Los opositores agradecieron la intervención de la Alianza. “Estamos notando un cambio positivo en la OTAN. Han atacado al menos cuatro posiciones de las tropas de Gadafi en Misurata”, dijo un portavoz rebelde a Reuters.

El optimismo de los rebeldes choca con las declaraciones del secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rassmusen. “La respuesta sincera es que para este conflicto no hay una solución militar”, dijo Rassmusen en una entrevista con la revista alemana Der Spiegel, al ser interrogado acerca de si la guerra se podía ganar sin tropas de tierra.

'El régimen debe permitir una transición pacífica', advierte Rasmussen 

“Necesitamos una solución política y es el pueblo libio el que tiene que encontrarla. Nosotros sólo podemos apelar al régimen para que cese sus ataques violentos, reconozca los derechos legítimos de la gente y permita una transición pacífica hacia la democracia”, agregó Rassmusen.

Naciones Unidas tendrá que participar en la negociación, según el secretario general de la Alianza: “A la ONU no le quedará más remedio que buscar una solución política para resolver esta crisis. La integridad territorial de Libia se tiene que mantener y respetar”.

Mientras, hoy se espera la llegada a Libia de una delegación de la Unión Africana que tiene previsto mediar entre el régimen de Gadafi y los rebeldes de Bengasi. La misión mediadora está encabezada por el presidente surafricano Jacob Zuma, a quien acompañan los presidentes de República Democrática del Congo, Mali, Mauritania y Uganda.

El líder libio, Muamar Gadafi, hizo una nueva aparición en público, la primera en cinco días, al visitar una escuela primaria en un  barrio de Trípoli, pero sin hacer ningún tipo de declaraciones, según informó la agencia oficial libia Jana. La última aparición de Gadafi tuvo lugar el pasado día 4, cuando a bordo de un vehículo todoterreno blindado, recorrió los alrededores del complejo de Bab el Azizia, donde tiene su residencia oficial.