Público
Público

La OTAN obliga a las tropas de Gadafi a retroceder en Ajdabiya

Las tropas leales al sátrapa se ven obligados a abandonar la ciudad después de los bombardeos de los aliados. La UA está en el país para entrevistarse con Gadafi

PÚBLICO.ES/ AGENCIAS

Los bombardeos de la OTAN han provocado que las tropas de Gadafi hayan retrocedido y abandonado la ciudad de Ajdabiya. Los enfrentamientos se han saldado con 10 rebeldes y 11 gadafistas muertos y se producen un día después de que las fuerzas de Gadafi inciasen bombardeos con artillería sobre la ciudad y de que la OTAN admitiese que no ve posible "una solución militar" en el país.

En declaraciones del médico Ahmed Inasi, uno de los pocos facultativos que se mantiene en el hospital de la ciudad, desde el centro se han escuchado fuertes explosiones "probablemente de cohetes Katiusha y misiles Grad procedentes de la zona oeste de la ciudad", donde los gadafistas atacan sin tregua desde el mediodía del sábado.

Según Inasi, decenas de cadáveres de gadafistas yacen en la puerta oeste de Ajdabiya y los primeros kilómetros de la carretera que la une a Brega, después de que aviones de la OTAN atacasen hoy intensamente a las tropas del régimen que asediaban la ciudad.

Según ha informado la agencia Reuters, los fieles al dictador libio se introdujeron en la ciudad a través de la entrada este, tras haber arrasado previamente el lugar con fuego de artillería. "Hay resistencia dentro de la ciudad. Se están viendo enfrentamientos. Los leales a Gadafi tienen presencia dentro", indicó un rebelde situado en un puesto de control en el extremo este de la ciudad, donde también se han visto a francotiradores de las fuerzas de Gadafi apostados en los tejados, a la vez que sus compañeros patrullan las calles de la ciudad en todoterrenos. 

La ofensiva desplegada por las fuerzas del líder libio Muamar Al Gadafi  tendría como objetivo tomar el control de la localidad, considerada la puerta de entrada al resto de posiciones insurgentes en el este del país, donde se localiza el bastión rebelde de Benghazi y la terminal petrolera de Tobruk.

Mientras tanto, el hospital  de la ciudad carece de instrumental quirúrgico y equipamiento para operar, ya que su material para operar fue destruido y saqueado por las tropas de Gadafi antes de que abandonasen la ciudad poco después de iniciarse los ataques de la OTAN. Por este motivo, los heridos más graves y los muertos de ambos lados son recogidos por los médicos que quedan y trasladados a Bengasi. 

Inasi ha afirmado que entre los fallecidos fieles a Gadafi figura un ciudadano de nacionalidad argelina, mientras que los portavoces rebeldes han asegurado reiteradamente que muchos mercenarios de países subsaharianos se han incorporado a las huestes del régimen, pero, de confirmarse la nacionalidad argelina del fallecido, sería la primera vez que aparece un ciudadano del principal vecino occidental de Libia

En cuanto al extremo oeste del país, las tropas gadafistan han intensificado su asedio sobre Misrata , la tercera ciudad de Libia, donde la situación es cada vez más crítica

Ante el desarrollo de los enfrentamientos, el comité de la Unión Africana (UA) ha llegado hoy a Trípoli para mediar en el conflicto, sumándose a otros actores que han participado como moderadores en el conflicto. 

La delegación de la UA está integrada por los presidentes de Mali, Amadu Tumani Turé; Suráfrica, Jacob Zuma; República del Congo, Denis Sassu Nguesso; y Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz. También viaja con ellos el ministro ugandés de Asuntos Exteriores, Sam Kutesa.

Los delegados de la UA llegaron por vía aérea a Trípoli, donde han sido recibidos por el general Mustafa Mohamed Al Karrubi, miembro del Consejo de la Revolución libia.

En la capital libia, los delegados de la UA tienen previsto reunirse con el líder libio, Muamar el Gadafi, tras lo que viajarán a Bengasi, principal bastión de los rebeldes, para entrevistarse con miembros del Consejo Nacional de Transición (CNT), al objeto de encontrar una solución que ponga fin a la sangrienta crisis libia, que se inició hace ya casi dos meses.

En la reunión preparatoria que celebraron ayer, sábado, en Nuakchot, la delegación de la UA acordó pedir a las partes en litigio en Libia el cese inmediato de las hostilidades y la instauración de un diálogo que abra un periodo de transición del que se deriven reformas políticas para el país.

Más noticias de Internacional