Público
Público

El Papa intenta lavar la imagen del banco del Vaticano

Francisco constituye una comisión de análisis para evaluar las actividades financieras del IOR, después de numerosos escándalos. El Consejo de Europa pasará examen en diciembre a la entidad

PÚBLICO/EUROPA PRESS

El papa Francisco ha nombrado una comisión pontificia de cinco miembros que analizará las actividades del Instituto de Obras Religiosas (IOR), conocido como el Banco Vaticano, según ha informado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Padre Federico Lombardi. La comisión, que estará presidida por el Cardenal Raffaele Farina, recopilará documentos, datos e información sobre el IOR y presentará los resultados de su trabajo al Papa, que ha tomado esta decisión por su deseo 'de conocer mejor la situación jurídica y las actividades' del Banco Vaticano para 'permitir una mejor armonización del mismo con la misión de la Iglesia universal y la Sede Apostólica, en el contexto más general de las reformas que sean oportunas realizar por parte de las instituciones que dan auxilio a la Sede Apostólica'.

Esta Comisión Pontificia de Referencia sobre el IOR ha sido constituida a través de un 'quirógrafo', un documento escrito a mano, con fecha del 24 de junio que se ha dado a conocer este miércoles. La comisión 'comenzará su trabajo en estos días' y tiene como objetivo 'recopilar información' sobre las actividades del Banco Vaticano para después 'presentar los resultados al Pontífice 'junto a su archivo completo' al término de los trabajos. Acerca de la duración de la comisión y cuándo se presentarán los resultados, el padre Lombardi ha precisado que se desconoce la duración pero que se puede prever que presenten un primer informe en octubre cuando el Papa se reunirá con la comisión de los ocho cardenales que lo asesoran sobre la reforma de la Curia romana.

Además, Lombardi ha explicado que esta comisión está instituida por cinco miembros, Farina, 'hombre de confianza del Papa'; el cardenal Jean-Louis Tauran, que es también miembro del comité de supervisión del IOR y presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso; monseñor Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru como coordinador; monseñor Peter Bryan Wells, representante de la Secretaría de Estado y Mary Ann Glendon, presidente de la Academia de Ciencias Sociales. Asimismo, el portavoz vaticano ha confirmado que 'durante el curso de los trabajos de la Comisión, el Instituto sigue trabajando según el quirógrafo de 1990 que lo erige, salvo diversas disposiciones del Santo Padre'. El jefe de la Oficina de Prensa del Vaticano ha señalado que espera 'una feliz y productiva colaboración entre la Comisión y el Instituto'.

Más allá de las buenas intenciones del Papa, la comisión tiene un duro trabajo por delante. El pasado verano, Moneyval, el órgano de control del Consejo de Europa para la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, publicó un informe demoledor sobre las actuaciones y costumbres financieras del Vaticano. Este miércoles ha anunciado que en diciembre, una vez revisados los avances, debatirá un nuevo informe que, tras ser adoptado, se hará público un mes después.

Según dijo el secretario ejecutivo de Moneyval, John Ringguth, en un encuentro con la prensa, 'en el plenario de diciembre podremos ver los progresos que ha hecho el Vaticano desde el pasado verano'. Moneyval es consciente de su 'contribución significativa a la visibilidad del Consejo de Europa gracias a la publicación de su informe de evaluación detallado sobre la Santa Sede' y asegura que centrará su nuevo informe en 'la vigilancia y la cooperación'.

El aspecto de la cooperación se referirá al trabajo que lleva a cabo la citada AIF, organismo supervisor creado por la Santa Sede en 2010. La Santa Sede, que tiene el estatuto de estado observador ante el Consejo de Europa desde 1970, solicitó en 2011 que Moneyval evaluará su ley financiera y bancaria.

Más noticias de Internacional