Público
Público

El Papa Francisco se lleva a Roma a 12 refugiados sirios retenidos en Lesbos

El pontífice, que ha viajado a Grecia para visitar el centro de detención para los inmigrantes de Moria, ha pedido al mundo que preste atención a la tragedia y desesperación que padecen los refugiados y responda de forma "digna" ante esta situación.

Los refugiados sirios retenidos en Lesbos suben al avión con dirección a Roma. REUTERS/Filippo Monteforte/Pool

AGENCIAS

MADRID.- El Papa Francisco ha embarcado en su avión de Alitalia con destino a Roma a 12 refugiados, seis de ellos menores. En total son tres familias musulmanas de Siria que se encontraban retenidas en Lesbos (Grecia) y que el Pontífice ha decidido llevarse a Roma.

Se trata de un grupo de refugiados que ya se encontraban en el centro de detención de Lesbos antes del acuerdo entre la UE y Turquía, según ha confirmado el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

Dos de las familias, todas ellas musulmanas, proceden de Damasco y la otra de Decir Azzor, zona ocupada por el Daesh. Ambas casas fueron bombardeadas.

Su acogida y mantenimiento correrán a cargo del Vaticano y la ayuda inicial estará garantizada por la Comunidad de San Egidio.

Según señala la agencia de noticias griega AMNA, el papa pidió ayer poder hacer esta acción simbólica.

El pontífice Francisco que ha llegado este sábado a Grecia, a la isla de Lesbos, para realizar una corta visita "humanitaria", ha pedido al mundo que preste atención a la tragedia y desesperación que padecen los refugiados y responda de forma "digna" ante esta situación.

El avión papal aterrizó en el aeropuerto de Mitilene, la capital de la isla, a las 10.05 hora local (07.05 GMT). Francisco fue recibido por el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y el patriarca ecuménico Bartolomeo al pie de la escalera del avión. En la comitiva de bienvenida estaban también el arzobispo de Atenas, Jerónimo II, y el presidente de la Conferencia Episcopal griega, monseñor Frangiskos Papamanolis.

Tras reunirse brevemente con Tsipras en el mismo aeropuerto, el pontífice se ha trasladado junto a los otros dos líderes religiosos a Moria, el centro donde se encuentran los refugiados. Ese lugar se ha convertido, desde que se firmó el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para la devolución de refugiados, en un centro de detención. El centro, que dista 16 kilómetros del aeropuerto, alberga alrededor de 3.000 personas que solicitan asilo.

Papa Francisco: "Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria y para implorar la solución de la misma"

"He venido aquí con mis hermanos, el patriarca Bartolomé y el arzobispo Jerónimo, sencillamente para estar con vosotros y escuchar vuestras historias. Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria y para implorar la solución de la misma", dijo Francisco en el campo de Moria. "Esperamos que el mundo preste atención a estas situaciones de necesidad trágica y verdaderamente desesperadas, y responda de un modo digno de nuestra humanidad común", añadió. Francisco, quien antes de pronunciar estas palabras saludó personalmente a muchos de los 3.000 refugiados atrapados en este campamento en espera de conocer su destino.

Por su parte, el arzobispo de Atenas y toda Grecia, Jerónimo II, expresó su esperanza en que desde Lesbos pueda comenzar un movimiento internacional que sirva para que los que "tienen el destino de las naciones en sus manos cambien el curso actual". "Desgraciadamente no es la primera vez que denunciamos las políticas que han llevado a las personas a esta situación. Nosotros actuaremos hasta que acabe la aberración y el desprecio al ser humano", añadió Jerónimo durante su discurso.

Una mujer sujeta una pancarta de bienvenida al Papa en el centro de detención de Moria. - EFE

En tanto, el líder de la iglesia ortodoxa griega, Bartolomé, criticó a quienes ven en los refugiados un peligro potencial para su seguridad. "Los que tienen miedo de vosotros, no os han mirado a los ojos. Los que os tienen miedo no han visto vuestros rostros. Los que os tienen miedo no han visto vuestros hijos", dijo el patriarca de Constantinopla. El mundo será juzgado por el trato que ha dado a los refugiados y "todos seremos responsabilizados por la forma en que hemos respondido a esta crisis", aseveró. El Mediterráneo no debería ser una tumba, sino hacer honor a su nombre 'Mare Nostrum' y ser un lugar de paz, concluyó el patriarca.

Patriarca ecuménico Bartolomeo: "El mundo será juzgado por el trato que ha dado a los refugiados y "todos seremos responsabilizados por la forma en que hemos respondido a esta crisis"

Anteriormente, antes de llegar a territorio griego, el Papa había declarado que "este es un viaje un poco diferente de los otros. Está caracterizado por la tristeza", dijo durante el vuelo desde Roma, informa el diario italiano La Stampa.  "Vamos a encontrarnos con la catástrofe humanitaria mayor desde la II Guerra Mundial", añadió el Papa. "Veremos a tanta gente que sufre ─continuó Francisco─ que está obligada a huir y no sabe adónde ir. Vamos a visitar también un cementerio en el mar, donde se ha ahogado tanta gente." "Esto no lo digo por amargar, sino para que vuestro trabajo de hoy pueda transmitir en vuestros medios el estado de ánimo con el que hago este viaje", afirmó el Papa.

Por su extrema cercanía a Turquía, cuyas cosas se pueden ver desde la isla, la isla de Lesbos se ha convertido para los migrantes y refugiados en la principal puerta de entrada a Europa. El papa abandonará la isla, según el programa oficial, a las 15.15 hora local (12.15 GMT), con destino a Roma, donde su avión aterrizará a las 16.30 hora local (14.30 GMT). 

Denuncias de activistas

Antes de la visita del Papa a Moria, diversos activistas habían denunciado en redes sociales que las autoridades griegas han realizado en las últimas horas trabajos de acondicionamiento en las zonas aledañas al centro de detención, limpiando y repintando los muros. De esa forma, Francisco no ha podido ver algunas de las pintadas realizadas en las últimas semanas en los muros de lo que hasta la entrada en vigor del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía eran campos de refugiados de régimen abierto, y que reivindicaban precisamente libertad para quienes ahora los habitan.

Asimismo, Canal Refugiadxs, un canal de denuncia contra "la vergonzosa actuación de Europa" ante esta crisis, ha recopilado el testimonio de varios periodistas desplazados a Grecia sobre nuevos abusos, con lanzamientos de gases lacrimógenos y balas de goma, de la Policía contra refugiados en el campamento de Idomeni, en la frontera de Grecia con Macedonia:

Más noticias de Internacional