Público
Público

El perro de Romney se acomoda en las primarias republicanas

"Tenemos que decidir si este tipo de persona es la que queremos que sea presidente de los Estados Unidos", apunta su rival

PÚBLICO.ES

El nivel del debate en las primarias republicanas para la candidatura a la presidencia de los EEUU ha quedado reducido a una anécdota con dosis de maltrato animal y tintes escatológicos.

La historia ya es conocida. El candidato republicano Mitt Romney, durante un viaje familiar, llevó a su perro Seamus en lo alto del coche, dentro de una caja atada por encima del techo del coche. Aún hay más: durante el viaje, que duró doce horas, el perro sufrió diarrea y Romney tuvo que detenerse para limpiar el coche.

Por sí misma, la anécdota no ha tenido demasiada importancia, pero tanto su contrincante, Rick Santorum, como el mayor asesor de éste, John Brabender, están empeñados en echar mano de ella de manera frecuente.

"En lo que respecta al tema de Seamus, el perro, mira, todo lo que diría es que el carácter es importante en esta elección, y tenemos que analizar estas cuestiones y decidir si este tipo de persona es la que queremos que sea presidente de los Estados Unidos", ha espetado Santorum.

Ante esta historia, a Romney le han llovido las críticas, sobre todo de mano de grupos de protección de los animales. Al menos, lo que parece seguro es que, en el debate republicano, hay Seamus para rato.

Más noticias de Internacional