Público
Público

La Policía detiene en Girona a un ciudadano francés de origen árabe con un arsenal de armas en su coche

Un segundo vehículo, con función de "lanzadera" para el coche detenido, escapó de un control en la Autopista AP-7 dirección Barcelona y ha sido localizado en Figueres horas después. Según una hipótesis policial, esta detención podría guardar relación con el atraco a un casino al sureste de Francia durante la noche del pasado viernes.

Señales de tráfico en el paso fronterizo en la Jonquera, Girona. EFE

PÚBLICO / AGENCIAS

GIRONA.- La Policía Nacional ha detenido este sábado a Akram Labbaoui, un ciudadano de nacionalidad francesa de 25 años y de rasgos árabes, en el puesto fronterizo de La Jonquera (Girona) después de interceptar su coche a las 15.35 horas, un Renault Scenic de color gris, cargado con una granada de mano, varios chalecos antibalas y dos teléfonos móviles.

Dentro del vehículo interceptado, que había sido robado el día anterior a un ciudadano francés, había también dos armas largas de tipo Franchi (cargadas con siete cartuchos una y tres la otra) y dos armas cortas (una de calibre 9mm Parabellum y otra de calibre 9 corto).

La operación sigue abierta, después de localizar en la localidad de Figueres un segundo coche -un Renault Megane gris con matrícula terminada en DK- que se escapó de un control contra la delincuencia itinerante en el peaje de la Autopista AP-7 en dirección Barcelona. La Policía Nacional cree que este último vehículo actuaba de "lanzadera" para el primer automóvil inmovilizado.

Tras esperar sin éxito durante algunas horas vigilando los alrededores por si aparecía el conductor, los agentes han trasladado el vehículo a comisaría, donde ahora se está inspeccionando en búsqueda de huellas que ayuden a identificar a la persona o personas que anoche lo ocupaban cuando se saltó el control policial.

La principal hipótesis policial en la investigación, es que el coche que conducía Akram Labbaoui podría estar relacionado con el atraco que sufrió la madrugada del viernes al sábado un casino de Aix-en-Provence (sureste de Francia), que provocó una quincena de heridos leves a causa del brote de pánico entre los clientes al tratar de huir creyendo que se trataba de un atentado terrorista.

A las 02.00 hora local, cuando el casino se hallaba lleno con unas 700 personas en su interior, varios atracadores irrumpieron encapuchados y con kalashnikov en el local y dispararon al aire, lo que desató el pavor e hizo que los presentes se precipitasen en avalancha hacia las salidas de socorro.

La acción duró cerca de dos minutos, según testigos citados por los medios franceses, tras lo cual los atracadores consiguieron huir hacia la cercana ciudad de Marsella, tras haberse hecho con entre 30.000 y 40.000 euros, según los primeros cálculos.

Más noticias de Internacional