Público
Público

La Policía turca desaloja por segunda vez en el día a los manifestantes de Taksim

La intervención se ha producido momentos más tarde de que los turcos ocuparan de nuevo la plaza Taksim

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de agentes antidisturbios han desalojado por segunda vez este martes, sobre las 19:00 horas (hora española), la céntrica plaza de Taksim en Estambul, poco después de que miles de ciudadanos afluyeran a la misma en señal de respaldo a las protestas antigubernamentales. Pocas horas después del primer desalojo, los agentes recurrieron al uso masivo de gas lacrimógeno y cañones de agua y arrasaron los numerosos tenderetes informativos establecidos en la plaza, mientras los manifestantes huían.

El nuevo desalojo ha llegado después de que miles de personas se concentraran en la tarde de este martes de nuevo en la plaza Taksim, horas después de que fuera desalojada por la Policía, y siguiendo un llamamiento para mantener la lucha para salvar un pequeño parque y denunciar las políticas autoritarias del Gobierno. Las fuerzas antidisturbios irrumpieron esta mañana en la plaza, lo que originó seis horas enfrentamientos con grupos de manifestantes, aunque posteriormente Taksim ha recuperado la calma.

Numerosos ciudadanos, tras concluir su horario laboral, han ido afluyendo a la plaza para mostrar su respaldo a quienes la ocupan desde el sábado 1 de junio.Mientras miles de personas llenaban la plaza, agitando banderas y cantando eslóganes contra el Gobierno, la Policía continuó enfrentándose en la periferia del recinto con ocasionales lanzamientos de gases lacrimógenos contra algunos activistas, que seguían lanzando a los agentes adoquines y otros objetos.

Según el diario Hürriyet Daily News, esta nueva carga policial ha vuelto a causar heridos y varias cadenas de televisión emitieron imágenes de ambulancias llegando a la zona. Poco después de la carga, el gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, aseguró que 'grupos marginales' habían atacado a los agentes. 'Ruego a los ciudadanos en el lugar que se separaren de esos grupos marginales y abandonen la plaza', solicitó a través de la red social Twitter. Al mismo tiempo que los agentes desalojaban Taksim, vecinos de numerosos barrios de Estambul empezaron a realizar caceroladas en una señal de apoyo a los manifestantes, gesto habitual durante la última semana.

El nuevo desalojo ha marcado otro pico de violencia en una jornada que comenzó con la Policía irrumpiendo a primera hora del día en la plaza, adónde no acudía desde el 1 de junio, aunque posteriormente Taksim recuperó la calma y los antidisturbios sólo actuaron contra grupúsculos que lanzaban piedras y cócteles molotov.

La intervención policial se produjo pocas horas después de que el Gobierno anunciara su disposición a negociar las reivindicaciones ecologistas de los manifestantes. La Plataforma de Solidaridad con Taksim, surgida para proteger el parque Gezi de un proyecto urbanístico, convocó a todos los que apoyan las protestas antigubernamentales a acudir hoy de nuevo a la zona verde y a la plaza. Desde la Plataforma se ha insistido en que las autoridades no han satisfecho aún ninguna de sus demandas, entre otras asegurar que el parque será respetado, la liberación de los detenidos en las dos semanas de protestas y el cese de los responsables de la violencia policial.